Crímen de Fernando: los rugbiers, cara a cara ante el juez

Los ocho detenidos se encuentran en una audiencia en el juzgado. Todas las partes expondrán sus argumentos ante el magistrado. Los acusados podrán hablar, pero no será una indagatoria.

El juez de Garantías David Mancinelli estará hoy, por primera vez, cara a cara con los ocho rugbiers detenidos por el asesinato de Fernando Báez Sosa, el 18 de enero en Villa Gesell, en una audiencia solicitada tanto por el abogado de los acusados, como por la defensa de la familia de la víctima. 

El encuentro comienza a las 9 en la sede del Juzgado de Garantías, ubicado en el Boulevard Silvio Gesell y Paseo 130, de la localidad balnearia. Si bien no declararán, los rugbiers fueron llevados desde la Penitenciaría 6 de Dolores, donde se encuentran desde el pasado 29 de enero, para estar presentes. 

Allí, todas las partes expondrán sus argumentos ante el juez antes de que este resuelva el pedido de prisión preventiva solicitada por la fiscal del caso, Verónica Zamboni: hablarán Hugo Tomei, abogado de los acusados, Fernando Burlando, defensor de la familia, y la propia fiscal.

La audiencia fue convocada por Mancinelli luego que lo requirieran ambas partes. Según se anticipó, la defensa de los diez rugbiers (dos de ellos, Juan Pedro Guarino (19) y Alejo Milanessi (20), fueron liberados por falta de pruebas) intentará que queden bajo arresto domiciliario en caso de que el juez confirme la preventiva. 

Tomei pidió que la audiencia, de carácter pública, fuera con la presencia de medios de comunicación, pero fuentes judiciales informaron a Télam será sin público "por razones de espacio". 

Los diez rugbiers detenidos que estarán presentes son: Máximo Thomsen (20) y Ciro Pertossi (19), acusados de ser "coautores" del homicidio, y Luciano (18) y Lucas Pertossi (18), Enzo Comelli (19), Matías Benicelli (20), Blas Cinalli (18) y Ayrton Viollaz (20), señalados por la fiscal del caso como "participes necesarios". Tanto Guarino como Milanessi no deberán concurrir, a pesar de que ambos continúan vinculados a la causa.

Burlando, en representación de la defensa, intentará que a la imputación de "homicidio agravado por el concurso premeditado de dos o más personas", definida por Zamboni, se le sumen los agravantes de "alevosía" y "homicidio por placer". Y argumentarán que los diez imputados "participaron en la autoría funcional" del homicidio y deben ser considerados "coautores del crimen".

"Vamos a exponer las disidencias que tenemos con la fiscalía en el análisis de la prueba", anticipó a la prensa Fabián Amendola, integrante del estudio de Burlando. Además, pedirán que tanto Milanessi como Guarino "deberían seguir presos".

También la querella pedirá que se establezca la identidad del famoso "rugbier número 11", en referencia a un joven con camisa negra que aparecería junto a los acusados tras el ataque en una de las imágenes captadas por una cámara de seguridad. Ya quedó descartado que se trate de un amigo que formaba parte del grupo de Whatsapp de los acusados con el nombre "Salvi", ya que ese joven finalmente no estuvo entre quienes viajaron finalmente a Gesell.

Según indicaron fuentes judiciales, la audiencia no tiene carácter vinculante para el juez, sino que es una instancia prevista por el artículo 168 bis del Código Procesal Penal bonaerense para que las partes desarrollen sus argumentos antes de la decisión judicial, para la que el magistrado tiene plazo hasta el sábado.

A pesar de eso, los acusados sí tendrán la posibilidad de hablar ante el juez para que tenga una primera impresión sobre ellos. La defensa no adelantó si alguno o todos harán uso de la palabra o preferirán el silencio.


El Lapiz Verde móvil info general