Crisis en el sector lechero: piden declarar la emergencia

Nucleados en las asociaciones, piden a la Comisión de Agricultura de Diputados tomar medidas urgentes para paliar la profunda crisis del sector. Advierten por pérdida de empleo, ingresos y autoabastecimiento.

El sector lechero pidió con urgencia que se declare la emergencia nacional lechera y que se trate en el legislativo una Ley de Lechería. Representados por la Asociación de Productores Lecheros, Ordeñadores y Tractoristas de la cuenca lechera central (APLA), junto a la Asociación de Trabajadores de la Industria Lechera de la República Argentina (ATILRA) y la Asociación de Transportistas Lácteos y Afines de la República Argentina (ATLARA), solicitaron a la Comisión de Agricultura de la Cámara de Diputados de la Nación la declaración de emergencia del sector.

Presentada por intermedio de la diputada Gabriela Estévez (Frente para la Victoria – PJ de la provincia de Córdoba), se fundamenta en la difícil situación climática que atraviesa la cuenca lechera central, con repetidas inundaciones y crisis de precios. Se le suma la crisis de la cooperativa SANCOR, la cual es una de las principales formadoras de precios del sector.

“La debacle económica y financiera que está afectando de manera muy grave tanto a la cooperativa SANCOR como a productores, trabajadores y transportistas lácteos, nos deja a merced de la industria privada que ya está haciendo valer su posición de poder, no ajustando el valor del litro de leche al productor, aunque la producción sea la más baja en muchos años”, aseguran las asociaciones en el pedido.

La misiva contiene fuertes críticas a las políticas oficiales para el sector, a las cuales acusan de desproteger la industria lechera. A la vez dejan entrever que la quita de retenciones al maíz, la devaluación, el aumento en los combustibles, impactan en los costos tanto de productores como transportistas que no se ven reflejados en los precios que perciben los primeros, pero que “sí sucedió en la góndola de los supermercados, donde el consumidor final sí acusó el golpe de los aumentos , dejándonos un balance negativo al día de hoy, que ronda un peso o peso con cincuenta centavos de pérdida por litro ordeñado según el tipo de explotación”.

Desde las asociaciones advierten la preocupación por la pérdida de empleo e ingresos en el sector. “De no tomarse urgentes medidas para paliar la crisis, junto a la aprobación de una Ley de Lechería, vamos a perder en el corto tiempo el autoabastecimiento de leche, cosa impensada y hasta absurda en un país con productores, trabajadores y transportistas lácteos de sobra para producir, elaborar y distribuir tan preciado alimento para el crecimiento sano y fuerte de todas las niñas y niños argentinos”, advierten las asociaciones.

Diarios Argentinos