Crecen las internas en Cambiemos en medio de la crisis económica

El Gobierno de Mauricio Macri se caracterizó desde su inicio por su disciplina discursiva. En la última semana, sin embargo, afloraron inéditas contradicciones entre las principales figuras del oficialismo.

Desde su conformación, Cambiemos se destacó por su disciplina discursiva y su especial atención en la comunicación. La reciente crisis cambiaria, sin embargo, alteró el panorama. En el marco de la complicada situación económica que atraviesa el oficialismo, esta semana se registraron una serie de cortocircuitos públicos entre las más encumbradas figuras del Gobierno nacional. Los desencuentros dan cuenta de la tensión y las internas que afloraron en la administración de Mauricio Macri ante la falta de resultados económicos.

A comienzos de esta semana, Marcos Peña contradijo a Nicolás Dujovne por la posibilidad de aumentar los impuestos al turismo exterior. El ministro de Hacienda había negado esa alternativa ante inversores extranjeros. Sin embargo, al ser consultado por la prensa, el jefe de Gabinete apuntó que “es algo que está sobre la mesa”. Admitió así que estaba en estudio un aumento en el impuesto a los pasajes aéreos al exterior y una suba a la tasa de interés por compras con tarjeta fuera del país: “Algunos sectores lo vienen planteando por el déficit de cuenta corriente que tenemos”.

La declaración de Peña no pasó inadvertida, al punto tal que debió aclarar sus dichos a través de Twitter. “No creemos que la solución a los problemas que tenemos sea subir impuestos”, comenzó, aunque agregó que el aumento del gravamen al turismo exterior “está en la mesa junto a muchas otras propuestas”.


El contrapunto entre el jefe de Gabinete y el ministro de Hacienda llegó poco después de que Macri erigiera a Dujovne como el hombre fuerte del elenco presidencial y el máximo responsable de llevar adelante el ajuste acordado con el Fondo Monetario Internacional.

Otra de las polémicas fue protagonizada por la diputada Elisa Carrió. La líder de la Coalición Cívica aseguró el lunes por la noche en la señal de noticias TN que el presidente había aceptado habilitar el debate sobre el aborto legal porque “le dijeron que ganaba el No” en la Cámara de Diputados.

La chaqueña, además, tiró algunos dardos al interior de Cambiemos. “¿Por qué no me preguntaron? ¿De qué sirve estar 25 años en una banca? Hay un pecado de soberbia de algunos dirigentes del PRO por lo menos en la Cámara, de ni siquiera preguntarte al menos en un pasillo”, sostuvo. Quien recogió el guante fue Marcos Peña. El jefe de Gabinete intentó matizar las críticas a través de Twitter:


Las desavenencias en el Gobierno nacional no terminaron ahí. Hace dos días, Juan José Aranguren confesó sentirse “decepcionado” por la decisión de Macri de apartarlo de la conducción del Ministerio de Energía y Minería. El ahora exfuncionario ratificó que él no renunció y "no quería salir del Gobierno". "Lo tomé con sorpresa, con un poco de decepción, no voy a dejar de decir la verdad, pero una vez que se tomó la decisión...", señaló con lamento.

Las desautorizaciones y críticas cruzadas se multiplican y alcanzan inclusive al presidente. Cambiemos sufre, así, por el errático rumbo de la economía, y por los errores no forzados en la comunicación de sus principales funcionarios.

Diarios Argentinos