Crece el conflicto con los trabajadores en el Astillero Río Santiago

Los operarios iniciaron este jueves una "toma pacífica" de la planta ubicada en la ciudad de Ensenada, en reclamo de "insumos básicos para retomar la actividad productiva".

El conflicto entre los trabajadores del Astillero Río Santiago y las autoridades del gobierno provincial se agudece cada vez más. Este jueves los operarios iniciaron una "toma pacífica" de la emblemática fábrica de la industria naval ubicada en la ciudad de Ensenada, en reclamo de "insumos básicos para retomar la actividad productiva", mientras que el interventor Daniel Capdevila se encuentra dentro del edificio.

En este contexto, el secretario general de ATE-Ensenada, Francisco Banegas, explicó que, ante el reclamo, Capdevila "pidió más tiempo para resolver temas vinculados a la provisión de materiales, que tienen paralizada la producción".

La medida de fuerza, que se da en el marco de un plan de lucha que los trabajadores llevan a cabo desde hace varios meses se realiza luego de que el interventor regresara a la planta tras diez días de ausencias.

"En el astillero resolvimos quedarnos en la fábrica hasta que nos garanticen poder seguir trabajando, no sale nadie hasta entonces, ni siquiera los gerentes y el presidente. Por eso se convoca a los familiares y vecinos acompañarlos en la puerta de la fábrica", comunicaron delegados de ATE tras la asamblea en la que dispusieron la medida.

Los empleados reunidos reclamaron que las autoridades de la fábrica "una vez que vienen al astillero trabajen y resuelvan con los ministros provinciales de Economía, Hernán Lacunza, y de Trabajo, Marcelo Villegas, este asunto, que es prioridad para los trabajadores".

De acuerdo con el pedido, esos insumos son necesarios para terminar algunos trabajos como el buque Eva Perón, “que está en un 97 por ciento y requiere una inversión de 75 millones para ser entregado. En contraprestación, la Provincia recibirá un pago de más de 200 millones de pesos”.

En ese contexto, Capdevila negocia la provisión de oxígeno y gas, mientras los trabajadores se encuentran en una permanencia pacifica en los alrededores del Edificio de Dirección, para "garantizar que se cumpla con la entrega del vital insumo, que le permite avanzar en las obras de construcción naval".

Rouvier