Corte Suprema de EE.UU. autoriza entrega de declaración de impuestos de Trump a fiscal

El máximo Tribunal rechazó una solicitud para suspender un fallo anterior que le exigía a Trump entregar los registros.

La Corte Suprema de Estados Unidos denegó este lunes una petición de la defensa del expresidente Donald Trump para impedir que sus declaraciones de impuestos sean entregadas a un fiscal de Nueva York.

El alto tribunal no entregó detalles sobre cómo votaron los magistrados y se remitió a la publicación de la decisión, tras una larga batalla judicial para impedir que el fiscal de Manhattan Cyrus Vance acceda a los registros fiscales del expresidente. “El trabajo continúa”, dijo Vance en un escueto comunicado tras la publicación del fallo.

Con su decisión, la Corte no obliga directamente al presidente a dar sus declaraciones de impuestos, sino a su firma contable Mazars, que ha manejado las finanzas del magnate por años. Es esa compañía la que deberá entregar los registros de Trump. Tampoco significa que las declaraciones del expresidente vayan a desclasificarse ante el público. De hecho, Vance se comprometió a respetar la confidencialidad que le exige el gran jurado. 


Una batalla de larga data

En julio de 2020, la Corte Suprema, por siete votos contra dos, había rechazado los reclamos de inmunidad de Trump respecto de una citación criminal estatal que solicitaba sus declaraciones de impuestos y sostuvo que como presidente no tenía derecho a ningún tipo de estándar elevado que no esté disponible para los ciudadanos comunes. Los jueces enviaron el caso de vuelta a la corte inferior para que el mandatario pudiera hacer objeciones más específicas con respecto al alcance de la citación.

Meses más tarde, en octubre, una corte federal de apelaciones falló en el mismo sentido, al sostener que "no hay nada que sugiera que estos son más que documentos corrientes y típicamente relevantes para una investigación del jurado investigador sobre una posible mala conducta financiera o corporativa". Los abogados personales de Trump, entonces, recurrieron a la Corte Suprema, instando a los magistrados a suspender el fallo del tribunal inferior mientras los magistrados consideraban si aceptar la apelación. Esta vez, no obstante, el fallo es final.

Durante su última campaña electoral, que terminó en derrota, Trump prometió publicar sus declaraciones de impuestos, pero nunca lo hizo. Fue el primer presidente desde Richard Nixon que se negó a difundir sus declaraciones de impuestos.

Como la investigación de Vance parte de una decisión adoptada por un gran jurado cuyas deliberaciones son secretas, nadie sabe exactamente qué busca el fiscal en esos documentos impositivos que pide al bufete Mazars.

Inicialmente, la investigación se centraba en un pago efectuado a la actriz pornográfica Stormy Daniels y a otra presunta amante de Trump para comprar su silencio, en violación de la ley estadounidense de financiación electoral.

Pero la fiscalía dio a entender recientemente que la investigación podría ser más amplia y extenderse a “posibles comportamientos delictivos en el seno de la Organización Trump”, la empresa que reagrupa los negocios del exmagnate inmobiliario y que no cotiza en bolsa.

Según la prensa estadounidense los investigadores de la fiscalía interrogaron recientemente a empleados del Deutsche Bank, apoyo financiero de Trump y su hólding durante años, así como a empleados de su empresa de seguros, Aon. 

También entrevistaron al exabogado personal de Trump, Michael Cohen, que cumple prisión domiciliaria. Cohen dijo al Congreso que Trump y su empresa inflaban o reducían artificialmente el valor de sus activos para obtener préstamos bancarios o reducir impuestos.

Si las sospechas se confirman y Trump es inculpado, el caso podría culminar con el encarcelamiento del expresidente.

Contrariamente a lo que ocurre con los delitos federales, los crímenes estatales no pueden recibir una amnistía presidencial, si Joe Biden quisiera hacerlo.

La fiscal demócrata del estado de Nueva York, Letitia James, investiga también denuncias de fraude bancario y fraude de seguros en el marco de una demanda civil.

Trump no reaccionó de manera inmediata al fallo de la Corte Suprema, pero ha dicho en el pasado que era objeto de “una caza de brujas”.

Diarios Argentinos