Corrupción, aborto y dólar: diez días intensos en la política argentina

Desde que comenzó agosto, pasó de todo: arrancó con un megaoperativo de detenidos por la causa de los cuadernos, siguió con la ola verde y el rechazo del Senado y terminó con la trepada del dólar.

En estos diez días que lleva el mes de agosto pasó de todo en la política argentina. La causa de los cuadernos de corrupción llegó en el momento justo para el Gobierno nacional, que venía asediado por las complicaciones económicas. La histórica votación en el Senado por el aborto legal acaparó después todas las miradas. Este viernes, sin embargo, volvió la inestabilidad financiera con la disparada del dólar y el aumento del riesgo país.

La causa de los cuadernos: un caso que conmocionó al país

En la madrugada del primero de agosto, el juez federal Claudio Bonadio ordenó la detención de una serie de exfuncionarios kirchneristas y altos empresarios vinculados a la obra pública. La explicación de la trama fue cinematográfica: Oscar Centeno, el chofer de Roberto Barata, el ex número dos de Julio De Vido en el ministerio de Planificación, registró durante diez años una estructura de recaudación de dinero ilícito destinado al financiamiento electoral. En ese tiempo, Centeno hizo un registro minucioso de todo el circuito de recolección y entrega de bolsos de dinero.

La causa llegó en un momento ideal para la administración de Mauricio Macri, que venía con una caída persistente en su imagen por el acuerdo con el FMI y la implementación de un programa de fuerte ajuste fiscal. Para Cambiemos, los episodios de los cuadernos le permitieron disimular –por un rato- el malhumor social con la gestión de gobierno, apuntalar su presunto compromiso con la transparencia y arrinconar a la oposición kirchnerista.

El caso, no obstante, puede generar algunas derivaciones impensadas para el oficialismo. Si, por un lado, debilita ciertamente al kirchnerismo y pone a Cristina Fernández nuevamente en la mira de Comodoro Py, por el otro involucra a personajes muy cercanos al entorno presidencial (el primo Ángelo Calcaterra, Javier Sánchez Caballero, ex-CEO de IECSA, empresa ligada al Grupo Macri, y Marcelo Mindlin, uno de los empresarios más cercanos al mandatario). De este modo, el escándalo de corrupción recién empieza y habrá que esperar para medir sus consecuencias finales.

Aborto: la ola verde se detuvo en el Senado

En el comienzo de esta semana, el debate por el aborto legal acaparó la atención pública, cuyo pico se vivió el miércoles con la sesión en el Senado. La votación confirmó lo que anticipaban los sondeos previos: el “No” a la interrupción voluntaria del embarazo se impuso por 38 a 31. Fuera del Congreso, masivas movilizaciones de uno y otro lado confirmaron que el tema se instaló en la sociedad civil y promete continuar.

Mientras tanto, el sistema político no consiguió ofrecer una solución al aborto clandestino. El asunto fue instalado por Macri en marzo, como una señal de civismo y pluralismo: el presidente habilitó el debate, pero se pronunció en contra de la legalización y permaneció prescindente durante todos estos meses de discusión y agitación.

La derrota del proyecto en el Senado se explica en gran medida por la alta proporción que el rechazo cosechó en la bancada oficialista. Aunque Cambiemos auspició la discusión en el Parlamento, con el fracaso de la ley Macri parece haber perdido una oportunidad histórica para dejar un legado único de su presidencia.

Suba del dólar: el regreso de la economía

Hacia el final de estos diez intensos días de agosto, la economía volvió a estar en boca de todos. El jueves, el dólar subió 48 centavos y cerró a $28,71 y las reservas del Banco Central cayeron USD 64 millones. El viernes la devaluación fue más fuerte (del 4%) y alcanzó un nuevo máximo histórico: $29,85. Además, el riesgo país, un indicador de confianza para los inversores, registró un récord en la era Macri al superar los 700 puntos.

Desde el Gobierno explicaron que la escalada de la divisa norteamericana se debe a la incertidumbre internacional provocada por la disputa entre Estados Unidos y China y al fortalecimiento del dólar en todo el mundo. Sin embargo, desde la oposición señalan también a las inconsistencias locales, como el déficit comercial, la fuga de divisas y el creciente endeudamiento como motores del ascenso del dólar. En cualquier caso y más allá de la evolución de la causa de los cuadernos de la corrupción, a diferencia de lo que planteó Macri hace unos meses, lo peor de la tormenta financiera parece no haber pasado.

Diarios Argentinos