¿Corre peligro la industria editorial argentina?

La Cámara Argentina del Libro (CAL) dio a conocer las cifras que muestran una importante baja en la cantidad de ejemplares impresos en 2017. Es la cifra más baja de los últimos 10 años.

La Cámara Argentina del Libro (CAL) dio a conocer los datos del informe de producción del libro argentino. Las cifras dan cuenta de una importante baja en la cantidad de ejemplares impresos respecto de 2016. ¿Corre peligro la industria editorial argentina? ¿La apertura de importaciones es la responsable de la caída? ¿Qué pasa con los dispositivos electrónicos?

En 2017, las editoriales publicaron un total de 28.440 novedades, valor que se mantiene constante desde 2013. Sin embargo, sobre un total de 23.154 libros en papel la tirada total fue de 51.330.138, mientras que en 2016 fue de 63 millones. Esto significa que, por tercer año consecutivo, hay una caída en la primera tirada de las novedades. De hecho, es la cifra más baja de los últimos 10 años. Son casi 12 millones menos.



A su vez, la producción continúa mostrando una concentración en la Ciudad y en la Provincia de Buenos Aires, 57% y 18%, respectivamente. Le sigue Córdoba con el 7%. Esto significa que 9 de cada 10 novedades del Sector Editorial Comercial (SEC) se editan en Buenos Aires.

Es importante destacar que la significativa baja en la cantidad de libros impresos no se relaciona con la migración de los títulos a las publicaciones digitales nativas. El porcentaje de obras que se editan en digital se mantiene estable desde 2012. El total de los nativos digitales ─libros que han sido concebidos desde su origen para soporte digital─ fue de 2396 títulos en 2017.

A su vez, la tirada en papel que hacen los editores de una novedad fue, en promedio, de 2421 ejemplares, mientras en 2016 fue de 2670. En su cuenta de Twitter, el periodista y editor Damián Fresolone aseguró que esta baja responde a la menor expectativa de venta por parte del editor.

Y ¿qué pasa con las pequeñas y medianas editoriales? Según las cifras presentadas por la CAL, sufrieron una importante caída. Hasta el 2016, representaban el 65% de la producción, pero en 2017 bajó al 56%. Pasaron de producir 13,5 millones de ejemplares  a 10,5 millones. Esto significa que los grandes grupos editoriales ─conformado por 5 empresas─ han avanzado en detrimento del resto de las empresas editoriales, que suman un total de 278.



Lo más preocupante se advierte en el incremento de las importaciones. De USD 78,5 millones a USD 128 millones. En cambio, las exportaciones se redujeron, lo que generó un déficit comercial de USD 101, 5 millones.



El Lapiz Verde móvil info general