Coronavirus: Portugal cierra los colegios por dos semanas

La medida venía siendo reclamada por epidemiólogos y sectores de la oposición. Comenzará a regir desde este viernes.

El gobierno de Portugal ordenó este jueves cerrar todos los colegios durante dos semanas, ante el avance de la cepa británica en el país. La medida, que venía siendo reclamada por epidemiólogos y por sectores de la oposición, entrará en vigencia a partir del viernes.

Al comunicar la decisión, el primer ministro, António Costa, sostuvo: “Hemos verificado que hay un crecimiento muy acentuado de la presencia de esta cepa. La semana pasada teníamos un 8% de prevalencia, esta semana tenemos un 20% y los estudios apuntan a que podemos llegar a un 60% en las próximas semanas”. 

El país está batiendo diariamente los récords de la jornada anterior de positivos, fallecidos y hospitalizaciones; y solo en las últimas 24 horas han sido 13.544 nuevos positivos, 221 muertos por covid-19 y 702 internados en las ucis.

 Costa afirmó que "el cierre de las escuelas se produce para proteger a los alumnos, para el personal docente y para los padres ante el gran avance de los últimos días en Portugal de los contagios por la variante británica entre los estudiantes".

Además, el mandatario anunció que la interrupción de las clases se verá compensada más adelante, con la extensión del calendario escolar. El Ejecutivo también facilitará a los padres las faltas justificadas al trabajo, mantendrá abiertos los centros de acogida para los menores de 12 años cuyos padres trabajen en servicios esenciales y seguirá apoyando a los beneficiarios de las becas comedor.

El primer ministro portugués, de todas maneras, insistió en que los colegios no son los principales focos de contagios. “Las escuelas no son el foco de transmisión. El hecho de cerrar los colegios para proteger a los alumnos y profesores no implica que las medidas de limitación de circulación y de confinamiento domiciliario deban ser descuidadas”, advirtió. 

El Ejecutivo se había resistido hasta ahora al cierre de los centros por los “grandes daños” que supone la interrupción del proceso de aprendizaje.

Diarios Argentinos