Coronavirus: la OMS propone no saludarse con el codo

El director del organismo internacional pidió evitar saludarse con el codo porque no permite guardar la distancia de seguridad y propuso otra alternativa.

Cuando las personas en el mundo empezaban a tener como hábito saludarse entre sí con el codo, para evitar el contagio del coronavirus, la Organización Mundial de la Salud, OMS, recomendó no seguir haciéndolo.

Tedros Adhanom, director de la entidad, explicó que este saludo incumple con el distanciamiento social. "Los codos nos colocan a menos de un metro de distancia de la otra persona. Lo mejor es que nos llevemos la mano al corazón", dijo. También afirmó que el choque de codos es un saludo "de mal gusto" y "antihigiénico", que no respeta el distanciamiento social.

Adhanom compartió a sus seguidores de la red social a través de un retuit un mensaje contundente, que a su vez propone otra modalidad de saludo "más seguro".

"La OMS desaconseja saludar con el codo: lo mejor es llevarse la mano al corazón. El director de la OMS, @DrTedros, rechaza este saludo porque no se guarda la distancia de seguridad y puede haber transmisión del virus a través de la piel", escribió la economista Diana Ortega, mensaje que compartió el directivo sanitario.



De esta manera, sugieren tocarse el corazón a modo de saludo afectuoso, para acentuar las precauciones contra la transmisión del Covid-19.

El pasado 11 de septiembre se cumplieron seis meses desde que la OMA declaró la pandemia que provocó hasta el momento cerca de 28 millones de contagios y 900.000 muertos en el mundo.

Al momento de ser declarada la pandemia, el virus ya circulaba en los cinco continentes, pero más de dos tercios de los casos registrados desde el inicio de la propagación del virus se encontraban en Asia, según informó la agencia de noticias AFP en base a datos oficiales.

Sin embargo, fue en Europa donde el virus se propagó con mayor rapidez: la segunda quincena de marzo, más del 80% de los nuevos casos mundiales fueron detectados en este continente.

Europa conoció su peor semana del 10 al 16 de abril, cuando se registraron 282.763 nuevos casos en siete días y 27.447 muertes.

El epicentro de la pandemia se desplazó, luego, a Estados Unidos, después a América Latina y el Caribe.

Diarios Argentinos