Coronavirus: la flexibilización que se viene en la Ciudad y el Conurbano

Larreta buscaría habilitar la mayor cantidad de actividades comerciales y el regreso de las actividades físicas al aire libre. Kicillof apostaría por una reapertura más gradual.


Cuando los reportes de coronavirus en el país marcan más de 3.000 casos diarios, este viernes 17 de julio se cumplirá el plazo dispuesto por el gobierno para la última extensión de la cuarentena, que significó un endurecimiento de las medidas de aislamiento social en el Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA), y los Axel Kicillof y Horacio Rodríguez Larreta ya están pensando en la nueva etapa que se abrirá. 

Este miércoles, ambos mandatarios serán recibidos por el presidente Alberto Fernández en la residencia de Olivos para evaluar y definir cómo continuará cada distrito. Si bien adelantaron que se tratará de una estrategia conjunta y se buscará volver a una fase 3, similar a la anterior al 1 de julio, lo que ya anticiparon funcionarios de ambos gobiernos muestra que habrá diferentes flexibilizaciones.

Tal como marcaba su postura previa al último endurecimiento de la cuarentena, Larreta apostaría a flexibilizar la mayoría de las actividades comerciales y volver a habilitar las actividades recreativas, como salir a correr o andar en bicicleta. Kicillof, por su parte, buscar ser más medido y el regreso de las actividades dependerá, también, de los números que maneje cada distrito. 


Ciudad de Buenos Aires

"Sentimos que estamos en una curva con una cierta moderación y cuando uno mira las camas de terapia intensiva están en los mismos niveles de hace diez días (...) Vamos a tratar de ir desarmando la cuarentena, volviendo a la etapa anterior y poder definir qué actividades podemos ir sumando", afirmó este martes el vicejefe de Gobierno porteño, Diego Santilli. 

El funcionario porteño adelantó que la Ciudad cuenta con 100 protocolos de salud en análisis para las distintas actividades y estimó que los nuevos permisos comenzarán a otorgarse desde la próxima semana, aunque de manera "paulatina".

Lo primero que se buscará es volver a habilitar unos 70 mil comercios esenciales de cercanía, uno de los rubros más afectados por la pandemia. Sin embargo, no anticiparon si será por etapas o si comenzarán a reabrir todos desde el próximo lunes. 

En un futuro cercano, además, el Gobierno de la Ciudad buscará la reapertura de otros 10 mil comercios sobre las avenidas principales, donde se concentra buena parte de los comercios de indumentaria, y también, con un número de casos diarios más bajo, los shoppings, aunque sin patios de comida ni cine.

Respecto de los locales gastronómicos, existe una dificultad al comparar la situación de Europa, donde se encuentran en pleno verano y las mesas, en caso de contar con lugares exterior, son ubicadas afuera. Sin embargo, Santilli señaló que se están estudiando protocolos, que podrían incluir, por ejemplo, la utilización de "material descartable". 

Otro de los rubros más afectados que podría volver a las actividades son las peluquerías, que no trabajan desde el inicio del aislamiento preventivo, social y obligatorio, decretado el 20 de marzo pasado. "No sé si el 20 de julio, pero rápidamente podrán volver a funcionar", anticipó el vicejefe de Gobierno. 

Otra de las primeras cosas que volverán serán las actividades físicas al aire libre. Larreta y su equipo había insistido ante Fernández para que pudieran continuar durante las casi dos semanas de endurecimiento del confinamiento, pero desde el Gobierno nacional insistieron en que las imágenes de los "runners" por la Ciudad sería una imagen simbólica fuerte, mientras los trabajadores debían quedarse en sus casas. 

Ahora, además, Santilli indicó que no solo podrían regresar las caminatas y salidas a correr o en bicicleta, sino también, el mes próximo, el "fútbol o los clubes de barrio".  


Provincia de Buenos Aires 

Como ya explicó Kicillof en varias de sus conferencias, existen "dos provincias". Mientras en el interior casi todas las localidades se encuentran en fase 5, de distanciamiento social, el conurbano bonaerense es una de las áreas más afectadas por el Covid-19.

"Si la cosa mejora, como es esperable, podremos pasar a una etapa con mayor relajamiento y con mucho cuidado", manifestó Kicillof en las últimas horas. Además, trató de mostrar las diferencias con la Ciudad: "Sólo en el primero, segundo y tercer cordón la provincia tiene 13 millones de habitantes. La Ciudad tiene 3 millones. Las plazas de la Ciudad están todas cercadas y en la provincia no. En todas las grandes ciudades, en las zonas donde hay más edificios o más densamente pobladas como CABA los contagios son más sencillos". 

Estas diferencias demográficas hacen que deban tomarse "medidas especiales", insistió el gobernador. Por eso, se espera que en el Conurbano haya una flexibilización más gradual que en CABA. 

Las fábricas que ya habían podido abrir antes del 1 de julio bajo estrictos protocolos de sanitización y distanciamiento social podrían regresar a sus actividades. 

Además, en algunos distritos podrían incorporarse salidas recreativas para las familiares con niños y adolescentes menores de 16 años, similar a lo que ocurre en la Ciudad. Uno de los distritos donde podrían habilitarse es La Plata, según anticipó su intendente, Julio Garro. 

Para aquellas localidades que se encuentran en fase 5, por su parte, Kicillof ya evalúa con los encargados del área un posible regreso a las clases presenciales.  


Diarios Argentinos móvil