Cornejo saca chapa y busca disputarle a Macri el liderazgo de Juntos por el Cambio

El actual gobernador de Mendoza y jefe nacional del radicalismo remarcó la necesidad de un espacio más "horizontal". Calificó al PRO como un partido "empresarial y vertical".

El actual gobernador de Mendoza y jefe nacional del radicalismo, Alfredo Cornejo, se postula como uno de los dirigentes que busca disputarle la conducción de Juntos por el Cambio a Mauricio Macri de cara al 2023 y, con un gesto para marcarle la cancha, este domingo aseguró que el espacio ejercerá  una "oposición horizontal sin liderazgo único".

"No creo que pueda haber un liderazgo único en la oposición. Va a haber liderazgos compartidos de una mesa más horizontal, donde figuras como Horacio Rodríguez Larreta o María Eugenia Vidal, a pesar de la derrota, son necesarias en esta construcción y el radicalismo alrededor de sus autoridades institucionales", opinó el electo diputado por su provincia. 

En esa línea, consideró que "mantener unido Cambiemos y horizontalizar el escenario serán requisitos fundamentales para que en la Argentina haya alternancia dentro de cuatro años".

"No puede ser una conducción unificada en una persona, porque una sola figura no representa la coalición en su conjunto", afirmó en la misma sintonía, y lanzó una crítica dura hacia el macrismo: "En un partido casi empresarial y vertical como el PRO deberán corregir eso, porque tener esa visión empresaria de la política es la que produjo estos errores y estos desaciertos y este pobre desempeño económico, paradójicamente".

A pesar de esas diferencias internas, opinó que el radicalismo debe quedarse dentro de Juntos por el Cambio. "No hay otro lugar para el radicalismo donde estar que no sea en esta coalición. Por los valores que representa esta coalición y por la necesidad que tiene la Argentina de equilibrio", sostuvo, aunque planteó que debe ser "con otras reglas de juego".

Por otra parte, Cornejo evaluó de forma positiva el desempeño de la UCR que retuvo sus tres gobernaciones y creció en cantidad de diputados y senadores. Y también habló de una "derrota digna" a nivel nacional.

"Fue una derrota, pero una derrota digna. El 40 por ciento es una derrota digna, que genera equilibrio para la Argentina y creo que es importante mantener en la oposición la unidad de los tres partidos de la coalición", manifestó.


Por último, sobre su futuro político, se animó a ilusionarse con una candidatura en el país y sí pidió un espacio más importante para la UCR mendocina. "Tengo vocación por protagonizar esta nueva etapa nacionalmente. Ese protagonismo en cualquier lugar que me encuentre, en cualquier cargo que me encuentre. Sí creo que el radicalismo de Mendoza debería ser tenido en cuenta por el radicalismo nacional por su performance, por su estrategia, por su éxitos, por su acción política", concluyó.

Diarios Argentinos