El Gobierno congela la contratación de empleados públicos

Con el objetivo de reducir el déficit fiscal, Macri ordenó que todas las dependencias del Poder Ejecutivo no podrán superar la cantidad de personal existente hasta el 31 de diciembre de 2016.

Ni bien fue designado como nuevo ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne dejó en claro que uno de los principales objetivos para este año es la reducción déficit fiscal. Para eso, como una primera medida, el Gobierno les prohibió a los organismos que componen el Poder Ejecutivo sumar empleados y superar la cantidad que tenían hasta el último día de 2016.

Por medio de la decisión administrativa 12 publicada ayer en el Boletín Oficial, firmada por el jefe de Gabinete, Marcos Peña, se planteó que “es oportuno establecer” que todas las entidades que componen el el Poder Ejecutivo “no podrán incrementar sus plantas de personal contratado que superen las cantidades existentes al 31 de diciembre de 2016”.

La restricción para contratar personal se aplicara sobre la administración central -Presidencia y los ministerios-, la descentralizada y organismos descentralizados, como la Anses, el Incaa y el PAMI, que en total suman cerca de 208.000 empleados.

A diferencia de esas dependencias, las empresas del Estado, las Fuerzas Armadas, las universidades, el Congreso y la Justicia, junto con las provincias, que suman en conjunto más de 560.000 empleados, no tendrán esos límites para incorporar personas.

Mauricio Macri espera poder controlar una de las variables del déficit fiscal, que el año pasado cerró en 4,6% del PBI. Para lograrlo, todas las reparticiones tendrán el seguimiento de la Jefatura de Gabinete y de la Secretaría de la Transformación Productiva del Ministerio de Producción, a cargo del ministro Francisco Cabrera, la única que podrá autorizar la contratación de obras o la compra de bienes.

También el control estará a cargo del ministro de Modernización, Andrés Ibarra, encargado de realizar los más de 10 mil despidos al comienzo de la gestión de Macri. Esa cartera recibirá de todas las dependendias del Ejecutivo un informe con todos los cargos ocupados hasta el 31 de diciembre pasado, para evaluar el perfil del personal y la posibilidad de modificar su distribución.  

De esta manera, el Gobierno espera dar los primeros pasos en la meta del ministro Dujovne, quien en sus épocas de columnista del diario La Nación y TN aseguraba que en el Estado sobran un millón de empleados públicos. Por ahora, el Ejecutivo no anunció despidos y solo se limitará a mantener la cantidad de empleados públicos con el que terminó el 2016.


Diarios Argentinos