Con la presencia de Alberto, Omar Perotti asumió como gobernador

En su paso por Santa Fe, Fernández hizo un importante anuncio para la región, y el primero de corte provincial, al confirmar que la hidrovía Paraná-Paraguay dejará de estar en la órbita de Nación y pasará a ser administrada por los distritos involucrados.


El gobernador de Santa Fe, Omar Perotti, y la vicegobernadora Alejandra Rodenas realizaron ayer su ceremonia de asunción en la Legislatura provincial y tuvieron como invitado especial al presidente Alberto Fernández. 

El acto selló el retorno al poder del peronismo en la provincia luego de 12 años de hegemonía del Frente Progresista. 




El presidente rompió el protocolo y habló luego del juramento del actual mandatario: "Estoy feliz de estar en Santa Fe y feliz de protagonizar otro día lindo de la democracia. Gracias a Dios los argentinos nos vamos aconstumbrando a alternar en la democracia y así como alternamos en la Nación, hoy alternan en Santa Fe. Y un gobernador socialista a quien quiero y respeto mucho, entrega del mando a un querido y entrañable amigo como Omar Perotti". 

En un claro respaldo político, el presidente aseguró: "Desde Nación vamos a ayudar a Omar en todo lo que podamos, porque eso es ayudar a todos los santafesinos". 

A la vez, dio un importante anuncio para la región y el primero de corte provincial. "Hablamos mucho con Omar para buscar mecanismos de desarrollo para que la provincia se integre mejor. En ese contexto hablamos que la hidrovía sea gobernada por las provincias que tienen la hidrovía", explicó. 

Luego de despedir al presidente, Perotti reingresó a la Legislatura para dar su primer discurso como gobernador ante la Asamblea Legislativa e hizo fuertes críticas a las administraciones socialistas.



En ese sentido, advirtió: "Los problemas que deberá afrontar son reales, graves y muchos. Hay tres emergencias: la alimentaria con niveles de pobreza que avergüenzan al país y a Santa Fe. La fiscal con un déficit de $9.129 millones a octubre y el deterioro del resultado financiero del 316%. Y la de seguridad, al punto de atribuir el aumento del delito al desgobierno político y la autonomía de la Policía de la provincia".

"El negocio del narcotráfico se expandió al amparo de la desidia y la ignominia estatal. Vimos casos notorios de vista gorda policial, judicial y política, cuando no asentada en un pacto de gobernabilidad directo o indirecto con el crimen. Esto se acabó, hay que cortar los vínculos con el delito", subrayó.

Por otra parte el mandatario aseguró que "no se escudará en la excusa de la pesada herencia". "A las crisis no se las llora, se las enfrenta y se las derrota. Pero el pueblo santafesino sí va a saber desde donde arrancamos. Sí va a saber cómo quedaron las cosas en la provincia", advirtió.

Diarios Argentinos