Vidal confía en aprobar el presupuesto sin sobresaltos, con apoyo de una parte del peronismo

Desde el oficialismo confirmaron las negociaciones con el Frente Renovador y los sectores dialoguistas del PJ. En términos políticos el objetivo del gobierno es “aislar” al kirchnerismo y sumar al resto de la oposición.

En el oficialismo bonaerense creen que no tendrán inconvenientes en conseguir los números para aprobar el presupuesto 2019 que el lunes pasado ingresó en la Legislatura y que ya se encuentra en poder de diputados y senadores para comenzar su tratamiento con la presencia de  los ministros del gabinete de Vidal en la reuniones conjuntas que las comisiones de presupuesto de ambas cámaras van a realizar a partir de la semana que viene.  

Desde Cambiemos confirmaron que se iniciaron rondas de negociaciones con el Frente Renovador, el PJ Unidad y Renovación, y los bloques menores del peronismo, con la certeza de que los diputados y senadores de Unidad Ciudadana van a rechazar el proyecto y con el objetivo estratégico de aislar a ese espacio dentro del recinto.

"Técnicamentes es un presupuesto irreprochable, porque a pesar de estar dentro de un marco de crisis el Estado no se endeuda mas que otros años, ni aumenta impuestos, ni ajusta la inversión social", explicó el titular de la comisión de presupuesto de la Cámara de Diputados, Marcelo Daletto.

Desde el Frenta Amplio Justicialista rápidamente salieron a coincidir con este análisis y si bien no hubo declaraciones "contundentes" como según los rumores se había acordado con las autoridades de la cámara de Diputados, sí dejaron entrever que con ese argumento van a sostener su acompañamiento al proyecto del oficialismo.

En el Frente Renovador mientras tanto sigue en marcha el doble juego que ya aplicó en varias oportunidades Sergio Massa, que negocia directamente los acuerdos con la gobernadora María Eugenia Vidal mientras que sus legisladores tensan la cuerda en el debate cotidiano hasta que finalmente baje la orden del exintendente de Tigre de hacer silencio y simplemente acompañar el proyecto en el recinto, posiblemente con alguna crítica genérica durante la sesión.

Con el bloque que preside Julo Pereyra, las cosas no parecen estar tan claras, aunque a viva voz los diputados oficialistas aseguran que también con ese espacio las negociaciones están avanzadas. Vale recordar que la actual vicepresidenta de la cámara baja, Marisol Merquel, llegó a ese cargo a través del acuerdo por el cual el PJ reemplazó al massismo como principal aliado legislativo de Vidal a finales del año pasado, por lo que ese lugar podría ser un importante elemento de negociación para el oficialismo.

San Martín móvil