Compra de alimentos: ¿qué dijo Arroyo?

El ministro de Desarrollo Social reconoció que algunos productos se compraron 10% por encima de los precios fijados. "Hasta ahí llegaron las rebajas de las empresas proveedoras", dijo.


Tras la polémica desatada por una compra masiva de alimentos realizada por el Gobierno nacional, y que fue objeto de severas críticas de propios y ajenos, el ministro de Desarrollo, Daniel Arroyo, brindó una entrevista radial para dar explicaciones sobre los precios que se conocieron y que generaron polémica. 

"Hicimos una licitación y una compra por el aumento de personas que asisten a comedores. Compramos leche, azúcar, aceite, arroz, lentejas, fideos, harinas. Ningún rubro se compró a una sola empresa. No logramos comprar el volumen", explicó en primer término el funcionario, en declaraciones a Radio Con Vos.




En particular, Arroyo explicó la compra de fideos, uno de los items más cuestionados, y la unidad de medida en que se publicó en el decreto de la polémica. "En el caso de los fideos, el precio es por kilo, no por medio kilo. Hubo una rectificación después", señaló.

Sin embargo, el titular de Desarrollo Social sí admitió que hubo precios pagados por el Estado por encima de los fijados en el programa Precios Máximos de Referencia. 

"Hay dos productos, que son azúcar y aceite, que sí estuvieron por encima de los precios fijados. En todos los casos nosotros pedimos rebajas, y en el caso del azúcar y aceite se decidió a partir de una evaluación técnica igual la compra porque claramente estamos ante una emergencia", intentó justificar.

Y, en ese sentido, agregó que la compra no fue de un 51% más caro, sino de un "10% arriba del precio testigo". Y puso como ejemplo el aceite, que se adquirió por un precio de $166,58 por botella de litro y medio. 

"Efectivamente se compró 10% arriba del precio testigo. El procedimiento es pedir rebajas y hasta ahí llegaron las rebajas de las empresas proveedoras. Y decidimos comprar igual por la emergencia importante".

"Acá no hubo corrupción. Lo que hay es proveedores que están vendiendo productos a determinados precios, que nosotros queremos que bajen, y en el medio de la emergencia tenemos que cubrir una demanda que es inédita en la Argentina", concluyó.


Diarios Argentinos