Qué actividades se habilitaron en CABA y en provincia de Buenos Aires

Inició la nueva etapa del aislamiento y en la Provincia se habilitan obras de construcción de hasta 15 personas; en la Ciudad, terrazas gastronómicas y celebraciones de culto.

Se cumplen seis meses del aislamiento social preventivo y obligatorio, y la Argentina comenzó una nueva fase restrictiva en muchas provincias; de flexibilización en CABA, y en la Provincia de Buenos Aires, sin embargo, las medidas de cuidado no cambian.Hasta el 11 de octubre, tal como lo decretó el gobierno nacional, el país continúa en alerta por la crisis sanitaria producto de la Covid-19.  

En el AMBA con excepción de Capital Federal: "Vamos a permitir dos tipos de actividad. Primero obras pequeñas con protocolos estrictos, transporte propio, dentro de las localidades, no más de 15 trabajadores en simultáneo de todas las especialidades. Y también para el caso de obras de mayor envergadura donde haya peligro de derrumbe o alguna cuestión que tenga que ver con la seguridad" detalló Axel Kicillof el viernes pasado en una conferencia.  

En este sentido destacó que las decisiones sobre cómo continuar el ASPO en la Provincia se basan en el diagnóstico del equipo de expertos en salud que lo asesora, además de las “acordadas con el Presidente” y, también” con el jefe de gobierno porteño, ya que “como dijimos desde el inicio, el AMBA es una zona única en materia sanitaria". Y resaltó: “Estamos en un momento muy delicado porque el virus se sigue expandiendo y nos agarra indudablemente cansados, a todos, y es la peor combinación, porque es una amenaza que avanza y no tenemos que aflojar.”  

#Pudimos llegar hasta acá con un enorme esfuerzo colectivo. Falta menos, no bajemos los brazos.#CuidarteEsCuidarnos pic.twitter.com/f8VnS7A37N

Según el informe publicado esta mañana en el Boletín Oficial bonaerense, son 72 las ciudades del interior de la provincia que están en fase 4; 20 municipios transitan la fase 5 del aislamiento, con la mayoría de sus actividades habilitadas y los 43 restantes siguen en la fase 3 por registrarse allí la mayor cantidad de casos de coronavirus.

Sobre la situación epidemiológica en el Conurbano, Kicillof, explicó que aunque “la situación es grave”, “en los 35 municipios del Conurbano, donde todavía estamos en condición de aislamiento, se ha observado una relativa estabilidad de los casos, incluso una leve baja. De 5 mil casos promedio, estamos en 4750 casos”. En cuanto al interior de la provincia, dijo,  “tenemos diversidad de situaciones” y contó que “todos los lunes continuaremos comentando qué municipios avanzan y cómo. Siempre en diálogo con los municipios y siempre de acuerdo al sistema de fases que venimos aplicando".

En la Ciudad Autónoma de Buenos Aires ya se implementa la nueva fase de flexibilización: se habilitaron patios y terrazas de locales gastronómicos con servicio de mesas en las veredas. Cada local contará con un punto de higienización con alcohol en gel o sanitizante en cada uno de los espacios, también se solicitó el uso de medios de pago electrónicos y la instalación de mamparas o pantallas en las cajas que aseguren la protección del vendedor y del cliente. 

“En todos los casos son actividades al aire libre”, comentó Larreta y señaló que hace 10 semanas los casos nuevos están estabilizados en alrededor de 1.100 y que la tasa de contagiosidad, está estabilizada en alrededor de 1. “Otro dato es que la ocupación de camas de terapia intensiva está estabilizada en un 60%. Es una estabilidad alentadora porque hemos estado sumando actividades gradualmente”, remarcó. 

Sobre las construcciones mayores de 5.000 metros cuadrados, el Jefe porteño, dijo que se encuentra finalizado un protocolo para retomar el funcionamiento  de las obras que, por su tamaño, se podrán finalizar en el plazo de 90 días. 

"El sector de la construcción genera muchísimo trabajo, también, para las industrias de la electricidad, los materiales y la plomería". 

Además se suman las consultas médicas no urgentes, como cardiología, dentistas y médicos para controles de rutina que deberán atender con turno previo "para que la gente no se encuentre en las salas”. A partir del mismo lunes, podrán abrir los centros para rehabilitación de personas con discapacidad y los espacios de culto con un máximo de 20 personas. 


Diarios Argentinos