La actuación del fiscal Nisman en la causa AMIA: una breve cronología

El atentado terrorista contra la AMIA marcó un hito en la política nacional: reveló una trama de complicidades entre la justicia y la política nacional e internacional. Alberto Nisman tuvo a su cargo la investigación durante más de una década

El 18 de julio pasado se cumplieron 22 años del atentado terrorista contra la AMIA. La causa, que no tiene culpables ni detenidos, sigue siendo una de las manchas más grandes de la democracia reciente argentina. El fiscal Alberto Nisman, a cargo de la fiscalía especializada AMIA desde el año 2004 hasta su fallecimiento en enero de 2015, cumplió un rol relevante en las distintas investigaciones que tuvo el atentado. La siguiente es una muy breve cronología de la actuación del fiscal en la causa.

En el año 1997  Nisman se incorpora junto con los fiscales Mullen y Barbaccia a la investigación de la primera causa AMIA. La dirección de la causa decide ignorar la posible “pista siria” y se centra en torno a la “conexión local”, la acusación recae principalmente sobre un grupo de policías bonaerenses entre los que se encontraba Juan José Ribelli y el vendedor de autos Carlos Telleldín. Es durante esta época que Nisman logra un acercamiento con el servicio de la SIDE Jaime Stiuso, le proveía al fiscal información exclusiva de servicios de inteligencia internacionales.

Entre el 2001y el 2004 se lleva a cabo el primer juicio por la AMIA que culmina con la absolución de todos los acusados de la “conexión local”. Sin embargo tras el bochornoso resultado el Tribunal Oral Federal Nª3 ordena abrir investigación al ex presidente Carlos Menem, el ex titular de la DAIA, Rubén Beraja, y el Comisario Jorge “Fino” Palacios entre otros por encubrimiento y entorpecimiento de la investigación. Se especula con que el entonces presidente Menem ordena desviar la causa de la pista siria por presiones de los Estados Unidos e Israel, este último se encontraba en un proceso de negociación territorial con los sirios.

En septiembre de 2004 la Procuración General de la Nación, a través de la resolución 84/04, crea la Unidad Fiscal Especial AMIA y nombra al fiscal Alberto Nisman al frente de la misma. Nisman gira el foco de la investigación hacia la pista iraní por influencia de Stiuso, ese giro permite suponer que detrás de la información que le proveía el agente de la SIDE para vincular a los iraníes había una deliberada intención de los servicios internacionales. Irán en aquellos años era señalado por las potencias occidentales como el eje de una alianza anti-occidental apuntada contra Estados Unidos, Gran Bretaña e Israel principalmente.

Ya en el 2005 Nisman declara públicamente haber encontrado al responsable material del atentado suicida: un miembro de Hezbolá llamado Ibrahim Berro fue reconocido por sus hermanos como el terrorista suicida de la AMIA. La conclusión del fiscal fue, cuando menos, traída de los pelos: la familia, de origen libanés y radicada en los Estados Unidos, contradice a Nisman y niega la participación de Berro en el hecho argumentando que es una historia inventada por el fiscal. Las fallas en la investigación levantan fuertes críticas de los familiares de las víctimas a la actuación del fiscal, al cual acusan de “evidente incapacidad”.

Otro hito relevante en la cronología de la investigación AMIA fue la firma del Memorando de Entendimiento con la República Islámica de Irán, materializado en febrero de 2013. El entonces gobierno de Cristina Kirchner, a través del canciller Héctor Timerman, lo envía al congreso para su aprobación. El texto busca un acuerdo internacional con el país asiático que permita la indagatoria de los acusados iraníes por la causa AMIA. El giro del proyecto se produce tras seis años de pedidos infructuosos de Argentina ante la Asamblea de la ONU para poder lograr dichas declaraciones.

El memo de entendimiento judicial con Irán, según el kirchnerismo, tiene como objetivo destrabar la causa, que se encontraba virtualmente “dormida” desde que la tomó Nisman. Sin embargo una vez aprobado por el Congreso el fiscal impulsa los pedidos de inconstitucionalidad del acuerdo, para él la causa ya estaba resuelta y los iraníes eran los culpables, el memo podía poner en entredicho su prejuicio investigativo.

Los últimos días del fiscal Nisman transcurrieron cursando la denuncia contra Cristina Kirchner, Héctor Timerman, Andrés Larroque y Luis D´Elia por supuesta comisión de delito de encubrimiento en el Memorándum con Irán. El núcleo de la denuncia gira en torno a un supuesto plan del gobierno nacional instrumentado a través del memo para asegurar impunidad a los acusados iraníes a cambio de facilidades de intercambio económico.

En marzo de 2015 -dos meses después del fallecimiento de Nisman- la denuncia fue desestimada por la Sala I de la Cámara Federal por “inexistencia de delito”. Para la justicia la firma de un acuerdo internacional, refrendado por el poder legislativo, no puede ser considerada delito.

Diarios Argentinos