Ciudad: desde el miércoles serán obligatorios los "tapabocas"

Lo anunció Larreta en conferencia de prensa. "Dos de cada tres personas no saben que tienen el virus pero contagian", explicó, y aclaró que los barbijos profesionales estarán reservados para la salud.

A partir del miércoles de esta semana, el gobierno de la Ciudad de Buenos Aires obligará a todas las personas a utilizar barbijos caseros o "tapabocas" en el transporte público y en los comercios cerrados, con multas de hasta $80 mil y clausura de comercios en caso de que no se cumplan esta disposición

"Dos de cada tres personas que se contagian no presentan síntomas, no saben que tienen el virus pero contagian, por eso es importante el uso de tapabocas, y no barbijos profesionales. Esos hay que guardarlos para los médicos", manifestó el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, durante una conferencia de prensa desde la sede gubernamental de Parque Patricios.



En ese sentido, las autoridades de la Ciudad, por recomendación de su Secretaría de Salud, prohibió la comercialización de los barbijos sanitarios N95 a cualquier persona que no acredite ser profesional o personal del servicio de salud y a las personas jurídicas que no tengan por objeto la prestación de ese servicio, con el objetivo de no desabastecer el mercado, ya que existe escasez.

La resolucion, que entrará en vigencia a partir de las 00:00 del miércoles 15 de abril, prevé sanciones de de 500 unidades fijas ($ 10.700) a 3.700 unidades fijas ($ 79.180) y/o clausura y/o inhabilitación para quienes no respeten la medida, tanto para personas individuales como para comercios. 

En esa línea, el vicejefe de Gobierno porteño y ministro de Seguridad, Diego Santilli, aseguró que trenes, colectivos y subtes retoman desde hoy sus frecuencias habituales para que los usuarios puedan respetar el distanciamiento social, pero advirtió que se controlará el uso de barbijos caseros. “A las personas que no tengan tapabocas no les vamos a permitir que suban al colectivo, o al tren o al subte. Lo más importante es cuidar al otro", subrayó.

Este lunes, como una campaña de concientización, todas las estatuas y las figuras humanas de los monumentos de la Ciudad amanecieron con tapabocas caseros puestos en su rostro. También se realizaron intervenciones en paradas de medios de transporte, con el objetivo de promover el distanciamiento social en las situaciones de espera.




Ni "flexibilización" ni actividad física

Luego de que el presidente Alberto Fernández explicara que el levantamiento de las restricciones lo tendrían que evaluar cada gobernador e intendente de acuerdo a sus posibilidades, Larreta explicó que en el ámbito de la Ciudad de Buenos Aires no van a "flexibilizar la cuarentena". 

"Cuanto más estrictos seamos hoy, más rápido vamos a poder salir después, especialmente con el cuidado de los adultos mayores", remarcó Larreta, en línea con las palabras de Fernández, con quien ha mostrado muy buena sintonía en esta crisis. 

Respecto de la posibilidad de poder realizar ejercicio físico, algo que el jefe de Estado dijo que también se podría analizar dentro de cada distrito, el mandatario porteño señaló que en el ámbito de la ciudad de Buenos Aires no se podrá "salir a correr" porque "con la densidad que tenemos, es imposible de controlar".


Tapabocas en otros distritos

La Ciudad de Buenos Aires se sumó, con la obligatoriedad del uso de barbijos o tapabocas, a otras provincias y municipios que ya lo han implementado, como Catamarca, La Rioja, Jujuy, Misiones y Santiago del Estero, y localidades como Zárate, Tigre y La Matanza.

Este domingo, el gobernador bonaerense, Axel Kicillof, también reveló que analiza la posibilidad de seguir el mismo camino con el fin de evitar la propagación del coronavirus. "Estamos analizando el uso obligatorio de tapabocas, no necesariamente barbijos, porque esos están destinados para el personal médico", afirmó en declaraciones radiales.



Diarios Argentinos