Ciudad: baja Ingresos Brutos para créditos hipotecarios de 7 a 1,5%

La Legislatura porteña dispuso por ley una modificación al Impuesto sobre los Ingresos Brutos, con el objeto de promover la financiación a largo plazo en la adquisición, construcción y ampliación de viviendas.

La Legislatura porteña aprobó ayer la modificación al Impuesto sobre los Ingresos Brutos y estableció una alícuota diferencial del 1,5 por ciento para los créditos hipotecarios otorgados por entidades financieras, con el objeto de promover la financiación a largo plazo en la adquisición, construcción y ampliación de viviendas.

En comunicación con Télam, el presidente de la comisión de Presupuesto y Hacienda, el diputado del PRO Alejandro García, explicó: "Esta ley va a tener un reflejo muy importante en la cuota final de este tipo de préstamos y, entonces, será un beneficio para los vecinos. Esta norma establece que baje la tasa de ese impuesto del 7 al 1,5%".

La norma explica que, actualmente, la incidencia del impuesto sobre los Ingresos Brutos en esos préstamos encarece la tasa de interés en 1,5 por ciento, es decir que representa, aproximadamente, el 20 por ciento del valor de la cuota. Con la sanción de esta norma, un préstamo indexado por la Unidad de Valor Adquisitivo (UVA) para la compra de una vivienda única y familiar por un monto de $1.000.000 a 20 años, tendrá una cuota inicial que pasaría del orden de los $7700 a los $6500.

La ley asegura que “de esta manera, la ciudad agregará un beneficio que redundará en la reducción del 15% para los vecinos porteños”.

La ley fue sancionada con 44 votos positivos, 11 negativos -FpV, los bloques de izquierda y el diputado Gustavo Vera (BC)- y 1 abstención del diputado Marcelo Depierro (CP), autor de un despacho de minoría sobre el mismo proyecto, que proponía una reducción mayor para la tasa del tributo que la llevaba al 0,5%.

Diarios Argentinos