Cinco libros escritos por mujeres para regalar o regalarse

Una lista caprichosa de cuentos y novelas que no pueden faltar en la biblioteca.

Se acercan las Fiestas, ese período extraño en el que la pasamos bien, la pasamos mal y comemos y bebemos en demasía, pero también llegan las ansiadas vacaciones y, aunque no te vayas a ningún lado o ni siquiera te toquen días libres, el verano representa un ficticio momento de ocio que debemos, por nuestra salud mental, abrazar con todas nuestras fuerzas. Y qué mejor que hacerlo con una buena cantidad de libros "nuevos" en nuestra biblioteca.

La lista es, de por sí, arbitraria, y no responde a novedades editoriales ni a nacionalidad de las escritoras. Solo responde al placer de la lectura.

No demoremos más con las introducciones innecesarias. Arranquemos:


ELENA GARRO 
(Puebla, 11 de diciembre de 1916 - Cuernavaca Morelos, 22 de agosto de 1998)

Los recuerdos del porvenir (1963)
Un pueblo se narra a sí mismo, su historia, sus desengaños, sus anhelos. Los recuerdos del porvenir es una novela maravillosa que describe la idiosincrasia mexicana en medio de una historia de amor y espanto durante la Guerra Cristera en Ixtepec (Oaxaca).
No es fácil de conseguir, pero vale la pena.



MARGUERITE DURAS 
(Gia Định, cerca de Saigón, 4 de abril de 1914-París, 3 de marzo de 1996)

Un dique contra el Pacífico (1950)
Es muy difícil elegir solo un libro de Marguerite, podría nombrarlos a todos y recomiendo fervientemente su lectura. Se puede empezar por El amante (es claro), pero no dejen de leer El Amor o El hombre sentado en el pasillo. Dicho esto, vamos a Un dique.
Es su tercera novela y narra la vida de una familia (¿su familia?) en la Indochina colonial. Es un relato descarnado que muestra la miseria y el amor de Suzanne su madre y su hermano Joseph, una familia disfuncional que sobrevive en un ambiente hostil.



SILVINA OCAMPO 
(Buenos Aires 28 de julio de 1903-14 de diciembre de 1993)

Autobiografía de Irene (1948)
Los cuentos de Silvina Ocampo son hipnóticos. La realidad desdibujada, la voz poética e íntima, ese universo tan particular que construye Silvina ayuda a crear esa sensación de siempre estar dentro de un sueño. Hay, muchas veces, una mirada inocente y hasta despreocupada de los hechos narrados, una especie de velo que no deja ver nada claro. Como la vida misma…  



JANE AUSTEN 
(Steventon, 16 de diciembre de 1775-Winchester, 18 de julio de 1817)

Persuasión (1818)
Es la última novela de Austen. Una historia de amor y desamor inolvidable con la guerra, la familia, el dinero, la orfandad, el ser mujer y los secretos más oscuros como telón de fondo. Un texto clásico que vale la pena volver a leer en estos tiempos.



SAMANTA SCHWEBLIN 
(Buenos Aires, 1978)

Pájaros en la boca (2009)
Heredera de la tradición de Silvina Ocampo, aunque recargada (por decirlo de alguna manera), Samanta Schweblin se convirtió en una de las escritoras más leídas de la Argentina. Pájaros en la boca es su segundo libro.
Son cuentos, algunos cortos y otros no tanto, donde lo ominoso tiene un lugar central. Son textos desconcertantes que dejan al lector descolocado y hasta un poco angustiado. Arranquen por “Mariposas” y “Pájaros en la boca”.




Diarios Argentinos