Cinco documentales para ver en Prime Video

¿Qué podemos ver en Prime Video? Proponemos docus sobre muñecos de Star Wars, una pierna en una parrilla, un escritor rosarino, la industria pornográfica y un monolito que cambió el cine.


Seguimos recomendando documentales para ver con el aire a 24° durante este verano pandémico. En esta oportunidad, vamos con Prime Video, el on demand de Amazon.


Pero antes de las recomendaciones, un par de observaciones sobre la plataforma: 1) tiene buenas películas (actuales y muchas desde el 80´para acá), 2) series imprescindibles (Fleabag, Mad Men, The Office, Seinfeld, 30 Rock, The X Files) 3) suelen sumar bastante contenido cada semana, 4) cuando estás viendo un contenido podés saber el nombre de los protagonistas de la escena y 5) la usabilidad deja bastante que desear, parece que esconden las películas y muchas veces repiten los títulos.


Ahora sí, vamos con las recomendaciones:

Plastic Galaxy: La historia de los juguetes de Star Wars (Brian Stillman, 2014)


El impacto en la cultura pop de la saga creada por George Lucas va mucho más allá que la fascinación por Luke, Leia y Han. Desde el estreno de la primera película, mientras los fans iban en aumento, el universo de Star Wars se fue expandiendo a otros formatos y soportes: cómics, juegos, póster, disfraces y juguetes fueron clave para consolidar el éxito de la franquicia.
La historia de los “muñequitos” de Star Wars tiene su mitología propia: la astucia -o acto de fe- de Lucas en resignar salario para tener parte de la ganancia de sus ventas, los rechazos varias compañías para producirlos, la aparición de una pequeña empresa que cumple el sueño americano, la venta de cartones con imágenes de los protagonistas prometiendo que los podrían cambiar por juguetes a futuro, figuras inhallables y descatalogadas y, claro está, el surgimiento de coleccionistas tan apasionados como obsesivos.
Ideal si te gustó The Toys That Made Us

Finders Keepers: El que lo encuentra se lo queda (Bryan Carberry and Clay Tweel, 2015)


Un hombre compra una parrilla en una subasta, pero la parrilla no viene sola: encuentra una pierna dentro (sí, ¡una pierda!). ¿Se impresiona? ¿Pide que le devuelvan el dinero? ¿Se preocupa por cómo llegó hasta ahí? Digamos que va por otro lado: no tiene mejor idea que comenzar a exhibirla por dinero. Pero esa pierna tiene dueño, y está deseoso de recuperarla. El caso de “la pierna en la parrilla” toma conocimiento público, todo el país debate sobre la disputa y sus protagonistas dan entrevistas y participan de shows televisivos. No, no me equivoqué, no se trata de una ficción, es un documental sobre un caso real (aunque usted no lo crea).
Los realizadores parten de un hecho insólito para exponer miserias humanas: codicia, egoísmo, destrato, desidia, impunidad… Una historia tan bizarra como triste exhibe ese Estados Unidos profundo, impúdico y white trash.
Ideal si te gustó Tickled.

Fontanarrosa (Matías Gueilburt, 2008)


Tenemos sus cuentos, sus novelas, sus tiras gráficas y sus personajes, pero al Negro Fontanarrosa siempre lo estamos extrañando. Como ese tío que se fue pronto, pero sus frases siempre rondan los asados, él está dando vueltas para sacarnos una carcajada o dejarnos pensando tras una broma.
Nada mejor que este documental para repasar la trayectoria del creador de Boogie, el aceitoso e Inodoro Pereyra. De formato clásico y realización prolija, Fontanarrosa nos cuenta su obra, pero también nos enseña sus amigos, su familia, su ciudad (porque Rosario es suya) y sus lugares favoritos (El Cairo, la cancha de Central).
Ideal si te gustó Buscando a Quino.

Pornocracy (Ovidie, 2017)


En las últimas décadas el porno cambió. Si en los 80´ -como bien nos enseñó Boogie Nights (Paul Thomas Anderos, 1997)-, la industria pasó por una transformación copernicana con la llegada del VHS a todos los hogares; en los últimos tiempos, con en el fácil acceso a internet, el mundo de la pornografía sufrió modificaciones en cuanto a su consumo, sus métodos de producción y su comercialización.
Ovidie, la directora de este documental es también realizadora de películas para adultos, es decir, sabe y conoce del tema. Desde su experiencia como autora de films porno, decide investigar cómo funciona el mercado por estos días. ¿Quiénes están detrás de las principales plataformas triple X? ¿Cómo impacta la gratuidad del acceso? ¿Cómo es el circuito de contrataciones? ¿Qué tipo de contenido prefieren las audiencias? ¿Por qué el público busca contenido cada vez más violento?
Ideal si te gustó After Porn Ends.

2001: La creación de un mito (Paul Joyce, 2001)


La plataforma del bueno de Jeff Bezos tiene varios documentales perdidos, de esos que se hicieron hace un tiempo para canales de cable y pasaron a mejor vida. Sin embargo, a muchos se les perdona la precaria facturación (formato 4:3, bajo presupuesto, puestas mínimas, baja resolución) dada la calidad de sus historias.
Realizada en… 2001, este documental conducido por James Cameron (hasta hace unos días estaba alojada su magnífica serie sobre ciencia ficción) repasa el impacto de la película de Stanley Kubrick en escritores, cineastas y científicos. Más allá de sus proezas técnicas, el director de Titanic hace hincapié -más de una vez- en que el gran logro de la película fue llevar ideas abstractas al gran público. Por cosas como esas, queremos al viejo gruñón de Stanley.  
Ideal si te gusto… 2001: Odisea en el espacio.

Sobre el autor: Nahuel Billoni dirige el sitio Incont, su twitter es @nahue84 y escribió Todas Las Mañanas Que Viví sobre Fito Páez.

Diarios Argentinos