Chile: siguen los enfrentamientos callejeros

A pesar de la marcha atrás en el aumento del transporte, el país trasandino sigue convulsionado por el estado de excepción dictado por el presidente Sebastián Piñera.

El presidente de Chile, Sebastián Piñera, anunció ayer la suspensión del aumento a las tarifas de subte que había desatado masivas protestas, especialmente de la juventud. El servicio es utilizado por más de 3 millones de personas para transportarse y el aumento llevaba el servicio a ser uno de los más caros de América Latina.

Sin embargo, el “estado de emergencia” que decretó durante la noche anterior, intensificó las movilizaciones callejeras y enfrentamientos con los Carabineros. Las manifestaciones expresan, a su vez, el descontento popular que existe con el modelo económico legado del pinochetismo, con una educación y saluda aranceladas y una desigualdad social estructural.

El estado de emergencia y el toque de queda por parte del gobierno significó sacaar a la calles a los militares por primera vez desde la vuelta de la democracia en Chile. El saldo de la jornada fueron más de 160 detenidos y 20 personas heridas, según confirmaron las autoridades.

Hubo también incidentes de envergadura como el incendio de la redacción del diario El Mercurio, uno de los principales medios del país, cuestionada por su alineamiento con la dictadura militar y las políticas neoliberales. 

El lápiz verde