Cayó el consumo en febrero y lleva 13 meses de desplome

Los datos de la consultora CCR muestran que, desde diciembre 2015, no hay números positivos de consumo. Además, el Banco Cenrtral bajó las expectativas de crecimiento y aumentó las de inflación.

Tras marcar un desplome de 5,7% en febrero, el consumo alcanzó los 13 meses consecutivos de caída. El relevamiento de la consultora CCR corresponde a datos de consumo en supermercados y comercios de barrio, los cuales no muestran números positivos desde diciembre de 2015.



El informe muestra que la inflación y la recesión económica cambian el comportamiento de consumo de la gente; la tendencia mostrada por los consumidores fue hacia compras más chicas y en comercios de proximidad, en cuyo rubro, la caída fue del 5,3%. Por el lado de las compras grandes en supermercado, el descenso fue de 6,1%, por sobre la media del mes de febrero.

Diciembre de 2015 señaló la última medición positiva de consumo, con un alza de 0,5%. A partir de enero –cuando mostró una caída de 4,7%- comenzaró una serie de desplomes ininterrumpidos que ha tenido pisos de -7,5%.

Respecto de los rubros más afectados, la mayor caída se dio en las bebidas sin alcohol (-10,8%), productos de heladera (-8,9%), hogar (-7%) y cosmética (-6,3%), bebidas con alcohol (-4,5%), artículos de freezer (-3,9%) y almacén (-3,6%).

 A nivel geográfico, la caída más fuerte fue en el interior del país (-6,3%), mientras que CABA y conurbano marcaron una baja de 5,8%.

Bajan las perspectivas de crecimiento y suben las de inflación 

El Relevamiento de Expectativas de Mercado (REM) que produce el Banco Central muestra que las consultoras, centros de investigación y entidades financieras moderaron las expectativas de crecimiento del PBI, a la vez que reajustaron hacia arriba las de precios al consumidor.



Por el lado del crecimiento económico, las estimaciones de marzo bajaron el PBI para el 2017 a 2,7%, casi un punto por debajo de lo que esperaba el Gobierno nacional. Las previsiones del equipo económico parecen estar adelantadas por, al menos, 2 años: para 2018 se espera un crecimiento del producto del 3,2% y recién para el 2019 se alcanzaría el 3,5%.

El IPC-Gran Buenos Aires, que mide los niveles de inflación en el estratégico conurbano bonaerense, pasó del 20,8% en febrero a 21,2% en marzo. Sin embargo, en el cálculo anualizado marzo 2017 – marzo 2018, estima un 18,9%.

Diarios Argentinos