Causa Nisman: un informe complica a Lagomarsino

Un informe de Gendarmería Nacional presentado ante el fiscal Eduardo Taiano sostiene que el asesor informático contactó el sábado por la mañana al fiscal, cuando él había declarado que Nisman lo había llamado por la tarde.

Un informe de Gendarmería Nacional presentado ante el fiscal Eduardo Taiano contradijo la versión del empleado informático Diego Lagomarsino, quien sostuvo que Alberto Nisman fue quien lo contactó el 17 de enero de 2015 a Le Parc.

Según fuentes judiciales, el peritaje fue realizado al teléfono celular del fiscal encontrado muerto en su departamento en enero de 2015. Según el trabajo, fue el perito informático quien se comunicó primero con Nisman ese sábado 17 de enero por la mañana, contradiciendo lo que Lagomarsino declaró oportunamente.

En su momento, Lagomarsino había dicho que se encontraba en su casa cuando, alrededor de las 16 h, recibió una llamada a uno de los varios teléfonos celulares que tenía en su poder. Era Nisman, quien, según el técnico, le pidió si podía ir hasta el departamento de Puerto Madero.

Sin embargo, la pericia realizada al dispositivo móvil del fiscal señala que Lagomarsino le envió un mensaje por WhatsApp el sábado a la mañana, que Nisman respondió y que el asesor informático volvió a escribirle un rato más tarde. Lo que no se sabe es el contenido de los mensajes.

Sobre este hallazgo, Lagomarsino explicó: "De haber existido una comunicación con él, yo se la hubiera dicho. ¿Cuál es el problema? Ahora, que esto tira por tierra los llamados de Alberto (Nisman) hacia mí es una falsedad absoluta. Pero lo más importante de la pericia es que el teléfono no tenía ningún tipo de borrado seguro, se recuperaron Whatsapp, mails, todo. Todo lo que Alberto mismo borró y hay información de cuándo se apagó y se prendió. Hay de todo".

Diarios Argentinos móvil