Catamarca: incendiaron el auto de una diputada opositora

Se trata de la legisladora provincial por el Frente Cívico y Social Paola Bazan. “Y así, en plena democracia, buscan callarme!!”, expresó. Los distintos espacios políticos salieron a repudiar el ataque.

La diputada catamarqueña por el Frente Cívico y Social (FCyS) Paola Bazan denunció hoy que durante la madrugada un grupo de delincuentes, que aún no fueron identificados, incendiaron su auto, que se encontraba estacionado en la puerta de su casa en el barrio Achachay, de la capital provincial. Luego del ataque, a través de Facebook, la legisladora expresó: “Y así, en plena democracia, buscan callarme!!”.



El ataque sufrido por la diputada opositora fue repudiado desde los distintos espacios políticos. Al respecto, el ministro de Gobierno y Justicia, Marcelo Rivera, sostuvo: “A cualquier ciudadano que le ocurre esto es lamentable. Entendemos que estos hechos no se deben repetir y esperemos que pronto se dilucide y podamos saber quiénes son los responsables”. “La doctora Corpacci nos pidió que pronto nos pongamos a disposición, dio directivas también para que se trabaje en forma expeditiva, rápida, porque estos hechos nos preocupan a todos”, afirmó.

Por otro lado, desde el bloque de diputados provinciales del FCyS emitieron un comunicado en el que manifestaron su “honda preocupación” por el “cobarde” ataque contra la legisladora Bazán. “Exigimos una pronta, eficiente e independiente  investigación para determinar los responsables del hecho, como también que se garantice la seguridad y la integridad física de la diputada y su familia”, indicaron.

“Sin perjuicio de la prudencia que cabe en relación a endilgar responsabilidades materiales y directas por el hecho, no deja de resultar sugestivo un atentado de la naturaleza del acaecido, tomando en cuenta la labor que viene realizando la diputada Bazán. El buen funcionamiento de las instituciones democráticas requiere un clima de paz y tranquilidad para los miembros de la oposición política", concluyó el bloque opositor.

También el comité de la UCR de la Capital catamarqueña cuestionó el hecho y señaló: “Cuando vemos que a través de la violencia intentan acallar voces opositoras, recordamos que este tipo de prácticas estaban totalmente superadas para los catamarqueños, pero hoy notamos cómo en algunos aspectos, lamentablemente, parecemos haber regresado a la década del 80, cuando actos de esta naturaleza eran moneda corriente y no había lugar para la crítica”.

Diarios Argentinos