Caso de la niña violada en Tucumán: "Pusimos fin a la totura"

Así lo sostuvieron en una carta Cecilia Ousset y José Gijena, los médicos que realizaron la microcesárea a la niña tucumana de 11 años violada por la pareja de su abuela.

Cecilia Ousset y José Gijena, los ginecólogos que le hicieron la microcesárea a la ñiña tucumana de 11 años violada por la pareja de su abuela, publicaron una carta que difundieron a través de las redes sociales en la agradecieron el apoyo de la comunidad y se mostraron confiados "en que la persecución judicial pase lo antes posible".

Los médicos se manifestaron tras la denuncia en su contra de un grupo de colegas y abogados que, tras el fallecimiento de la bebé de Lucía, los acusaron ante la Justicia de "homicidio calificado".



"Para empezar queremos decirles que estamos muy bien nosotros y nuestros hijos. Ellos están felices en su nuevo colegio. Seguimos atendiendo en consultorio y en quirófano normalmente y como siempre", sostuvieron en la misiva.

En otro tramo del mensaje, confían "en que la persecución judicial pase lo antes posible" ya que su intervención en el caso de Lucía fue "a pedido de las autoridades del gobierno" y está contemplada en las "las normas legales vigentes en Argentina".

"En cuanto conocimos la realidad de Lucía pusimos fin a su tortura. ¿Cuántas semanas hay que esperar para frenar un tormento? Para nosotros ni un solo día", continuaron Ousset y Gijena.

Por último, los profesionales aseguraron que seguirán "en la lucha con firmeza y sobre todo tranquilidad" por "nuestras hijas y posibles nietas, por sus hijas y nietas", gracias a las cuales "aprendemos más sobre los derechos de las mujeres".

El Lapiz Verde móvil info general