Carrió presentó el pedido de juicio contra Garavano

Finalmente, la diputada oficialista concretó la cruzada contra el ministro de Justicia de Macri, que comenzó hace algunas semanas. Sus dichos sobre CFK y su relación con Angelici, entre las denuncias.

Tras varias idas y vueltas, finalmente Elisa Carrió presentó en el Congreso el pedido de juicio político contra el ministro de Justicia, Germán Garavano, luego de sus críticas a la prisión preventiva contra la expresidenta Cristina Fernández de Kirchner solicitada por el juez federal Claudio Bonadio, algo que enfureció a la diputada oficialista. 

El texto del proyecto de resolución resuelve: "promover juicio político contra el Ministro de Justicia y Derechos Humanos de la Nación, por mal desempeño y eventuales delitos en el ejercicio de sus funciones, de conformidad con lo que dispone el artículo 53 y concordantes de la Constitución Nacional".

Entre los fundamentos, el texto destaca que el juicio político "no es por dichos sino por hechos" y menciona los principios fundantes de Cambiemos para decir que Garavano "no ha hecho más que actuar en contra de esos principios rectores, que son sin dudas, los que deben guiar sus actos como titular de la cartera de justicia".





La cofundadora de Cambiemos apunta contra Garavano por sus últimos dichos sobre Cristina, pero también por sus vínculos con el presidente de Boca Juniors, Daniel Angelici, señalado como operador del macrismo en la Justicia, y por su involucramiento en una de las causas por el encubrimiento del atentado a la AMIA; por el nombramiento de la exfuncionaria de Daniel Scioli María del Carmen Falbo en la cartera, y por la promoción de Carlos Mahiques como camaristas. 

Su guerra contra Angelici no es nueva. Tiempo atrás, Carrió acusó a Garavano y a Angelici de realizar una supuesta maniobra desde el Ministerio para proteger a los exfiscales Eamon Mullen y José Barbaccia -con los que tendrían "un vínculo cercano"- en el marco de la primera causa por el encubrimiento del atentado a la AMIA. 


Las idas y vueltas de la diputada

Carrió considera todos esos hechos como "inconductas" del ministro de Macri suficientemente graves como llevarlo a juicio. Sin embargo, lo que la hizo explotar fue que Garavano se mostrara en contra de la prisión preventiva contra Cristina, al considerar que la expresidenta podía "brindar explicaciones en el marco del juicio oral, más allá de que sea desaforada y detenida o no".

"Sus dichos son una vergüenza", lo cruzó con dureza. Fue tal su enojo que hasta llegó a darle un ultimátum al propio Macri: "Siempre dije: el presidente está entre la línea de Angelici y la línea Carrió y va a tener que elegir. Tiene tiempo, pero sabe que o elige o cae". 

Tras algunos llamados desde Casa Rosada para intentar contenerla, la diputada bajó el nivel de su enojo con el presidente. Sin embargo, dejó en claro que no desistiría en su cruzada contra el titular de Justicia. "Pido disculpas por la forma, pero ratifico lo dicho porque es verdad. Ejerzo mi facultad de diputada de pedir juicio político a los funcionarios establecidos por la Constitución Nacional", avisó días atrás. 

Hoy, esa advertencia se convertirá en realidad. A pesar de que no contará con el apoyo de la mayoría de sus aliados de Cambiemos, Carrió ya dejó en claro que irá hasta las últimas consecuencias para ver a Garavano afuera del Gobierno.  

Diarios Argentinos móvil