Carrió: "El pedido de renuncia a Garavano fue una broma"

La diputada intentó poner paños fríos a la polémica y se desdijo de la dura advertencia que le había hecho hoy al presidente Macri. "Yo no condiciono ni disputo autoridad", afirmó.

"Voy a amigarme con el presidente cuando me lo saque a Garavano", disparó esta mañana Elisa Carrió durante un encuentro que compartió con Mauricio Macri en el Centro Cultural Kirchner.

Sin embargo, al ver la polémica que despertaron sus declaraciones hacia el interior de Cambiemos, pasadas las horas, intentó poner paños fríos a la situación: "Yo no le pedí ni le voy a pedir la renuncia del ministro Garavano al Presidente. Lo que dije esta mañana fue una broma, no condiciono ni disputo autoridad", escribió en su cuenta de Twitter Lilita.

La frase de Carrió había sido repudiada por el ministro de Educación, Alejandro Finocchiario, y su par de Desarrollo Social, Carolina Stanley, quienes coincidieron que "nadie debe condicionar al presidente".

En este marco, la referente oficialista pidió perdón, pero ratificó su postura sobre el accionar del ministro de Justicia: "Pido disculpas por la forma, pero ratifico lo dicho porque es verdad. Ejerzo mi facultad de diputada de pedir juicio político a los funcionarios establecidos por la Constitución Nacional".

Y, por último, informó: "En aras de distender esta situación, voy a posponer por unos días la presentación del Juicio Político que ya hemos elaborado".


Diarios Argentinos móvil