Carrió: "El Gobierno no quiere que Cristina vaya presa"

"Tampoco lo quieren Pichetto o Lavagna, el sistema no lo quiere", afirmó la diputada de Cambiemos. Cómo es su relación con Macri, qué piensa de la reelección y nueva advertencia a Sica.

A pesar de haber limado las asperezas con el macrismo luego de varios cruces, sobre todo en la última etapa del año pasado, la diputada nacional Elisa Carrió volvió a asegurar que ni el Gobierno nacional ni el sistema político en general quiere que Cristina vaya presa.   

"El Gobierno no quiere que Cristina Kirchner vaya presa. Tampoco lo quieren Pichetto o Lavagna, el sistema no lo quiere", sostuvo la líder de la Coalición Cívica-ARI en una entrevista con Infobae, y remató: "Yo no estoy de acuerdo, yo ya estaría en juicio oral con todos". 

La legisladora también apuntó contra los empresarios por su rol durante las gestiones kirchneristas: "Si los empresarios no hubieran pagado coimas, ¿no hubieran sido grandes presidentes Néstor y Cristina? ¿Si la Justicia hubiera actuado, no hubieran corregido? ¿Por qué toda la gente decía que eran honestos, si sabían que eran deshonestos?".

Respecto de la reelección de Macri, manifestó: "La República es más importante que los gobernantes. Que haya reeleción de Macri aleja el miedo a un fascismo de izquierda, que es el miedo a Cristina Kirchner".

Carrió comparó el panorama nacional con el internacional y planteó que "el mundo está dividido entre el fascismo de izquierda, que es Maduro, y el fascismo de derecha, que son Bolsonaro y Trump".

"Que haya reeleción de Macri aleja el miedo a un fascismo de izquierda".

"Hay una derrotada que es humanista, Angela Merkel en Alemania. Cuando vi el humanismo derrotado… Macron evitó que Marine Le Pen fuera presidente, pero vienen los chalecos amarillos con la ayuda de la KGB de Putin", analizó. 

Sobre su relación con Macri, expresó: "No es que no hablo con el presidente porque esté enojado, yo no hablo con los diputados ni con Dios. No lo extraño a Macri, pero tampoco extraño a mis hijos". Además, aseguró que no sabe si a Macri lo quisiera tanto "si no estuviera Juliana (Awada)".


La cumbre Lavagna-Pichetto y el lugar para los jóvenes

Consultada por la foto de la reunión entre Roberto Lavagna y Miguel Ángel Pichetto, la dirigente de Cambiemos la definió como "una antigüedad" y hasta dijo que el exministro de Economía no tiene "el físico" para gobernar.  

"Yo competí con Lavagna y él ya era grande. Hay que dejarle lugar a las nuevas generaciones. Yo no puedo terminar como Alfonsín cuando le decía Leopoldito a Moreau cuando tenía 60 años. Que se dejen de jorobar, si no tienen ni físico para gobernar", dijo.

En esa línea, destacó que Lavagna "tiene un hijo que es muy valioso (en referencia al diputado Marco)" y pidió "que deje al hijo, que se deje de jorobar". "La Argentina del futuro tiene que permitir gobernar a las personas de 45, 50 años", y añadió: "Lavagna siempre quiso ser candidato, los radicales dicen que tiene mucha soberbia, pero yo casi no lo conozco. No quiero opinar, pero la foto es de una antigüedad muy graciosa". 


Nueva advertencia a Sica 

En un tramo de la entrevista, Carrió volvió a hablar del ministro de Producción y Trabajo, Dante Sica, y volvió a mostrarse muy dura, al considerar que "no está cumpliendo su palabra". 

"Lo estoy controlando a Siquita. Ya le dije: 'Yo te controlo tu relación con Techint', porque ellos fueron empleados de estas corporaciones y dicen 'Mi trabajo es después'", disparó. 

"Estoy tratando de que Cambiemos cambie, que siga la República, pero que apoyemos a las pymes exportadoras porque no estamos exportando, y en esto no está cumpliendo la palabra Sica", cerró. 

Diarios Argentinos