Cambiemos busca quitar los planes sociales a quienes corten calles

El diputado provincial Guillermo Castello presentó un proyecto propone que toda prestación económica por parte del Estado será suspendida para "el autor de delitos o contravenciones cometidas en ocasión de manifestaciones públicas".

El diputado provincial de Cambiemos Guillermo Castello, presentó un proyecto de ley para quitar los planes sociales a personas o agrupaciones que durante los piquetes corten la circulación de vehículos o dañen el espacio público.

"Quienes violan derechos no deben recibir beneficios económicos del Estado. Por eso presentamos un proyecto de ley provincial para suspender subsidios a quienes corten calles o dañen patrimonio público en los piquetes", remarcó en sus redes sociales.



El proyecto de ley propone, en su primer artículo, que toda prestación económica por parte del Estado será suspendida para "el autor de delitos o contravenciones cometidas en ocasión de manifestaciones públicas".

Entre los fundamentos asegura que "en los últimos años muchas de las organizaciones sociales se han politizado al extremo y se han transformado en fuerzas políticas en sí mismas, convirtiendo su principal actividad en organizar protestas y manifestaciones de manera constante y sistemática, acudiendo casi siempre al corte total o parcial de calles, avenidas y rutas en todo el país".

En ese sentido detalla que "la cantidad de piquetes, como se conoce a las interrupciones totales o parciales de la vía pública, ascendió a la escalofriante suma de 5857 en todo el país, a un promedio de 16 por día, uno cada hora y media. Nuestra provincia de Buenos Aires encabezó este triste ranking con 1269 piquetes en el año, uno cada siete horas".

Aunque reconoce que "el derecho a la protesta debe ser pacífica y debe terminar cuando comienza el derecho de los ciudadanos a transitar libremente".



Anoche participó del programa Intratables por el canal América donde presentó el proyecto que generó un fuerte debate con los demás presentes. Entre sus principales declaraciones señaló: "Las organizaciones sociales están politizadas y sus dirigentes usan a los pobres para hacer campaña. Son empresarios de la pobreza".

A la vez que justifico el mismo al asegurar que "el Estado no puede delegar en los grupos piqueteros el control del espacio público. Nuestro proyecto es una herramienta para disuadir y frenar el accionar delictivo de cortes de calles".

La Matanza