Bullrich defendió al policía que mató a un hombre de una patada

"Cuando termina con una amenaza, está haciendo lo correcto", dijo la ministra. Consideró que la metodología utilizada por el agente no fue "la mejor" y habló de "mala suerte".

La ministra de Seguridad de la Nación, Patricia Bullrich, salió a defender al agente de la Policía de la Ciudad que este lunes mató a un hombre de 41 años, luego de pegarle una fuerte patada en el pecho y hacerle golpear la cabeza contra el asfalto en el barrio porteño de San Cristóbal. 

"Cuando un policía termina con una amenaza, está haciendo lo correcto", dijo Bullrich al ser consultada por el tema, aunque afirmó que la "metodología" utilizada por el oficial "no era la mejor". 




"Lo ideal hubiese sido que tuviera un arma Taser (pistola de descarga eléctrica). La policía tiene que tener armas adecuadas. En este caso tuvo que utilizar su cuerpo y tuvo un desenlace que no buscó", afirmó la funcionaria en declaraciones a Radio La Red.

Además, sostuvo que "el hombre generaba una amenaza con un cuchillo, una de las armas más peligrosas" y la calificó como "una situación compleja". "Se entiende en el marco de una situación de agresividad y conmoción de una persona que podía usar su cuchillo contra un ciudadano o cualquier familia que estaba en el lugar", argumentó.

"Dentro de una circunstancia en el que el policía tenía un arma de fuego y no tenía otra arma de menor capacidad letal, utilizó su cuerpo con la mala suerte de que la persona golpease mal con la cabeza en el piso y muriese", agregó. 

El policía fue identificado como Esteban Armando Ramírez y quedó detenido tras confirmarse la muerte de la víctima, Jorge Gómez, de 41 años. 

En un video captado por una cámara de seguridad de la zona, se observa cómo el agente se acerca hacia el hombre y, tras intercambiar algunas palabras, le propina una fuerte patada en el pecho que lo hace desplomarse y golpear contra el cemento. 

Si bien la versión policial es que Gómez se encontraba interrumpiendo el tránsito y amenazando con un cuchillo —algo que se ve en un video grabado por una pasajera desde adentro de un colectivo—, en el momento de la patada la grabación muestra que la víctima se encontraba con las manos en su espalda y no avanzó hacia los agentes "con una actitud desafiante", tal como aseguraron los policías. 

Ramírez está acusado de homicidio preterintencional, una figura penal que marca que el autor del hecho no habría tenido intención de matar, pero lo hizo. Su defensa ya solicitó la excarcelación y la jueza de Instrucción Yamile Bernan deberá resolver mañana ese pedido.

Diarios Argentinos móvil