BUENOS AIRES A PIE

OPINIÓN. Sabías que... en pleno Microcentro podés encontrarte con un ícono de la arquitectura Brutalista?


Por Arq. Florencia Ruda      Arq. Anna Garcia-Meza


Se trata de la casa central del ex Banco de Londres y America del Sur, hoy casa matriz del Banco Hipotecario. Ubicado en un terreno en esquina en pleno centro de la actividad financiera porteña contrasta con las fachadas tradicionales de los edificios del barrio. Se destaca por su tratamiento plástico de sus fachadas. Las grandes piezas de hormigón visto que la componen hacen las veces de sostén estructural y de pantalla perforada, articulando el amplio espacio interior con el estrecho espacio urbano, materializando así la continuidad entre ambos lugares.



El brutalismo se originó en europa y fue tendencia entre los años 50 y 60 en Argentina. Rompiendo con los conceptos vigentes de la época se enfatizó la expresión a través del uso de la luz, la búsqueda de grandes espacios y una manera particular del uso de los materiales. Se proponía exhibir las marcas que deja el proceso constructivo como nuevo concepto de ornamentación, evidenciando el lenguaje puro del hormigón armado, hierro, vidrio, y ladrillo a la vista.

En 1959 se llamó a concurso y ganó el proyecto presentado por Clorindo Testa, asociado con S. E. P. R. A, sociedad integrada por los arquitectos: Sanchez Elía, Peralta Ramos y Agostini. El proyecto arquitectónico-urbanístico, por su originalidad y audacia, fue uno de los edificios trascendentes de la arquitectura internacional de la década del 60.

Varios fueron los conceptos innovadores que rompieron los parámetros tradicionales de la época.
La propuesta de integrar el edificio al paisaje urbano como un espacio de continuidad y no de clausura, fue uno de ellos. El edificio al ubicarse entre dos calles muy estrechas, Reconquista y Bartolomé Mitre, de 10mts de ancho cada una, se pensó aprovechando el ángulo delimitado por los edificios vecinos. La idea principal, era que la ciudad penetre dentro del banco, sin que hubiese ninguna división entre espacio interno y externo, ampliando así la angostura de las calles. Según sus autores, el Banco de Londres no debía funcionar como un edificio convencional, sino más bien como una plaza cubierta.

Otro fue el papel expresivo fundamental de la estructura portante de la obra. Se liberaron las plantas, se colgaron entrepisos y se enfatizaron las vigas de borde generando así líneas horizontales dominantes en los grandes espacios austeros. Toda la estructura funciona en un espacio único.

El edificio tiene 3 subsuelos y 6 niveles de planta. Sobre la esquina se encuentra el acceso principal, elevado del nivel de calle y que conforma un espacio de transición, enfatizado por una pantalla de hormigón suspendida, limitando el espacio y las visuales desde el interior. No hay pisos intermedios sino una serie de niveles interconectados. 



Las seis plantas fragmentan el espacio único del hall central. Del techo principal se suspendes dos niveles de espacio público a través de tensores de acero. El acceso a cada uno de los niveles se hace a través de dos sistemas de circulación verticales, una escalera escultórica espiralada y un núcleo de ascensores. La sala de máquinas y el tanque de agua se ubican en la terraza, sobre el núcleo de ascensores. Por encima del nivel del techo principal están los restaurantes del personal y un club social.

Esté ícono de la arquitectura Brutalista es desde 1999 Monumento Histórico Nacional.


No te pierdas el próximo Buenos Aires a pie... donde te seguiremos sorprendiendo con edificios singulares de Buenos Aires.

 Anna y Florencia son socias fundadoras de RGM Arquitectas .

 Podés seguirlas en:


Diarios Argentinos