Björk publicó una carta abierta sobre sexismo

La cantante islandesa utilizó su cuenta de Facebook para compartir su visión sobre el papel de las mujeres en la industria de la música luego de ser fuertemente criticada por su show en Houston.

La cantante islandesa Björk hizo un fuerte descargo sobre el papel de las mujeres en la industria musical luego de ser fuertemente criticada por un show que dio en Houston la semana pasada en el que se presentó como Dj con otros artistas varones. 

La artista utilizó su cuenta en la red social Facebook para manifestar su agotamiento ante el sexismo que domina la industria. Según su experiencia, “Las mujeres en la música tienen permitido ser compositoras y cantar sobre sus novios. Si cambian el sujeto de estudio a átomos, galaxias, activismo, matemática nerd o cualquier otra cosa que no sea cantar sobre sus seres queridos, son criticadas. Los periodistas sienten que hay algo mal ahí”, expresó.

La carta está dirigida a “Dear little miss media” y envuelve un sentido discurso sobre su carrera, sus desafíos artísticos y lo que generan las críticas surgidas de su condición de género. Dice la cantante: “Como ya saben, durante la mayor parte de mi carrera no me he quejado sobre el sexismo sino que lo he sobrellevado pero estoy sintiendo que hay una enorme corriente positiva en el aire, un flujo con posibles cambios, por eso es que quiero mencionar una cosa”, y ahí arranca su discurso contra los medios y los prejuicios sobre las mujeres artistas.

Critica la reacción de los medios ante su performance en Houston y lo compara con lo que estos dijeron con respecto a los artistas varones en el show. En el momento más fuerte de la carta explica que hizo sus últimos discos “consciente de que no eran temas sobre los que las mujeres escriban usualmente” y que solo recibió la aceptación de los medios cuando compartió su corazón roto. "Los hombres tienen permitido ir de tema de interés en tema de interés, hacer sci-fi, hacer bromas, ser nerds musicales que se pierden en la construcción de paisajes sonoros... pero no las mujeres. Si no cortamos nuestro pecho y sangramos por los hombres y niños de nuestras vidas, estamos engañando a nuestra audiencia", exclamó.

Sin embargo, la islandesa es positiva y cree que el cambio está cerca. “Lo estamos transitando. Por eso es que les dejo esto en la bondad del fin de año y espero que el año que viene aunque fui lo suficientemente valiente para compartir con ustedes un clásico tópico femenino: el corazón roto, voy a conseguir un cambio de vestuario y escapar de este rol”, confesó.

"¡Hagamos del 2017 el año en el que suceda completamente la transformación! ¡El derecho a la variedad para todas las chicas!", concluyó esperanzada. ¡Que así sea, Björk!


El Lapiz Verde móvil info general