Así vivió el país la primera protesta masiva contra Mauricio Macri

El reclamo contra la suba en los servicios públicos tuvo como epicentro a la Plaza de Mayo, pero se extendió a distintas locaciones de toda la Argentina, en la primera manifestación nacional que enfrentó el presidente. Córdoba, provincia donde Cambiemos pisa fuerte, fue escenario de una de las manifestaciones más numerosas.

El presidente de la Nación, Mauricio Macri, vivió anoche la primera manifestación masiva en su contra, con solo siete meses de gestión a sus espaldas. Se trata de un "cacerolazo" que tuvo como objetivo repudiar el fuerte aumento de tarifas en los servicios públicos que gestó e implementó el ministro de Energía, Juan José Aranguren, y que afectó a todo el país.

Uno de los principales actores que convocó a la protesta fue el titular de la Asociación de Defensa de los Derechos de los Usuarios y Consumidores (Adduc), Osvaldo Bassano, quien comenzó a arengar un reclamo en contra de la desmedida suba en las tarifas públicas. "Que los usuarios, desde la casa o las plazas, hagan sonar las cacerolas, bocinas y luces. Todos los ruidos para decirle no al tarifazo", manifestó Bassano en declaraciones a C5N. 

Si bien el titular de Adduc se colocó a la cabeza de la organización de la protesta contra el tarifazo, lo cierto es que desde las redes sociales Facebook y Twitter los usuarios decidieron organizarse para manifestar un generalizado rechazo a la medida dictada por Aranguren, acaso el ministro macrista que ostenta peor imagen en la opinión pública. 

Con los tags "#MacriParáLaMano", #NoAlTarifazo" y "#Ruidazo", las redes sociales difundieron y apuntalaron la primera marcha contra el gobierno de Cambiemos, en un contexto adverso para el Ejecutivo luego de que la Justicia platense frenara el aumento en la tarifa de gas en todo el país y planteara un nuevo escenario puertas adentro del gobierno nacional. 

Los puntos más fuertes de las protestas contra el tarifazo

A pesar de que el centro de reunión en Capital Federal fue el Obelisco, las calles de los distintos barrios porteños hicieron sonar fuerte las cacerolas. Caballito, Palermo, Villa Crespo, Almagro, Flores y Bajo Flores y Parque Chacabuco fueron los barrios que más se hicieron oír, ostentando en sus principales esquinas manifestantes con carteles y cacerolas en mano.

Por otro lado, en la Provincia de Buenos Aires el cacerolazo contra el presidente tampoco pasó inadvertido. Lanús, Quilmes y La Plata fueron las zonas que más se hicieron sentir en la protesta, aunque en todos los municipios de la provincia que gobierna María Eugenia Vidal se manifestaron en contra del aumento de servicios públicos. Se estima que el conurbano es la zona más golpeada por el aumento. 

En Córdoba, provincia donde Macri pisó fuerte en las elecciones presidenciales pasadas, el cacerolas también se hizo sentir fuerte. Según los medios locales, más de 10 mil personas ocuparon las calles de la provincia para manifestarse contra el ajuste liderado por el ministro Aranguren. El Patio Olmos fue el epicentro de la reunión y, según consignó el diario La Voz, la columna de gente superaba las tres cuadras. 






Diarios Argentinos