¿Argentina está al borde de una crisis institucional?

Datos de una encuesta de la Universidad de San Andrés revelan que las instituciones con mayor poder son las peor evaluadas por los argentinos. Los jueces y los medios encabezan el ranking negativo.

Junto con el mal desempeño económico y la crisis política de confianza que sufren el Gobierno nacional y los partidos políticos en general, parece gestarse un clima de hartazgo social con los sectores e instituciones que detentan el poder en la Argentina.

Los datos que presenta la Encuesta de Satisfacción Política y Opinión Publica de la Universidad de San Andrés parecen confirmar dicha tendencia en la relación inversa entre el poder percibido de los actores y organizaciones de la sociedad argentina y la imagen positiva que ostentan.

Al momento de analizar el grado de poder, los jueces (90%), los medios de comunicación (89%), los empresarios (87%), los bancos (86%), el Congreso Nacional (85%), los sindicatos (83%) y la Iglesia Católica (83%) son los actores y organizaciones con mayores niveles de poder percibido.



Sin embargo, esas organizaciones y actores son también los peor evaluados por la sociedad argentina: los jueces cuentan con un 78% de imagen negativa, los sindicatos un 76%, los empresarios 75%, el Congreso 71% y la Iglesia Católica 61%.

Actualmente, las organizaciones y sectores mejor evaluados son los que ostentan menor grado de poder percibido por los argentinos: los científicos encabezan el ranking con un 94% de imagen positiva, pero solo un 21% de los encuestados cree que tienen una posición de poder. Misma dinámica sucede con el sector de las pyme, que obtiene un 84% de imagen positiva, pero solo un 28% las cree con poder.

Se puede observar en el gráfico la línea de tendencia de la relación entre ambas variables, que ilustra y corrobora el humor social negativo respecto de las posiciones de poder en la sociedad argentina.

Los datos que surgen del estudio revelan una situación preocupante: el descrédito social que tienen actualmente las instituciones puede derivar en una profunda crisis de confianza que afecte al sistema democrático y vuelva a destruir el tejido social como en las peores épocas que han sufrido los argentinos.

Diarios Argentinos