Ante la crisis económica, Vidal relanza su gestión

Ayer anunció medidas de carácter social para recuperar la iniciativa. Mientras tanto, en el peronismo bonaerense advierten sobre una caída en la imagen de la gobernadora y recuperan la expectativa de cara al 2019.

Con el objetivo de recuperar la iniciativa política y relanzar la gestión tras el sacudón financiero, la gobernadora de Buenos Aires, María Eugenia Vidal, anunció ayer  un paquete de medidas económicas destinadas a los sectores populares. En el peronismo bonaerense advierten sobre una caída en la imagen de la mandataria, a quien ya no ven como una imbatible, y mueven fichas de cara a 2019.

Acompañada por el ministro de Economía de la provincia, Hernán Lacunza, Vidal comunicó hoy en conferencia de prensa el pago anticipado del medio aguinaldo, el aumento de la jubilación mínima y el de las asignaciones familiares. El medio aguinaldo alcanza a 585 mil trabajadores de la administración pública bonaerense, y el pago será efectivizado antes del viernes 29.

La jubilación mínima y las asignaciones familiares, por su parte, se incrementarán un 23% a partir de julio. Para las jubilaciones, el aumento implicará un plus de $1163, y llegará a un magro $6.127. Las asignaciones familiares crecerán un 21,8% y se ampliará el tope máximo para recibir el beneficio.

El mal momento económico que atraviesa Cambiemos a nivel nacional puso a Vidal a la defensiva, que ahora intenta retomar el control de la agenda con medidas de impacto social. La difícil situación que atraviesa la Provincia motivó la crítica, la semana pasada, del presidente de la Comisión Episcopal de la Pastoral Social, monseñor Jorge Lugones, que le reclamó a la gobernadora mayor “sensibilidad social”.

Las complicaciones que enfrenta la administración provincial reanimaron las expectativas en las filas peronistas. Hasta hace poco, en el justicialismo de la provincia la elección de 2019 se daba prácticamente por perdida. Hoy la adversidad económica daña la imagen de la Casa Rosada y también del Gobierno de La Plata. Así, vuelve a tomar forma la idea de una candidatura fuerte en el arco opositor.

De acuerdo con información publicada por el diario Clarín, los intendentes peronistas manejan sondeos de opinión que muestran a Vidal con una caída de 25 en su imagen positiva, en tanto que el presidente Mauricio Macri registra una evaluación negativa de 70 puntos. Así, el 38% de votos que obtuvo Unidad Ciudadana en 2017 vuelve ser un nivel aceptable para disputar el año próximo el sillón de Dardo Rocha.

En un clima de mayor optimismo, los alcaldes peronistas comenzaron a diseñar un plan para la reconquista del poder en Buenos Aires. Aunque aún hay un largo trecho hasta el cierre de listas, el mandamás de Lomas de Zamora, Martín Insaurralde, cuenta con consenso entre sus pares del conurbano para ponerse el traje de candidato. El lunes, el día del paro, reunió a casi una decena de jefes territoriales, que le brindaron su apoyo para intentar desalojar de La Plata a María Eugenia Vidal en 2019.     

Diarios Argentinos