AMIA: denuncian presiones del Gobierno para salvar a acusados del encubrimiento

La agrupación Memoria Activa acusa al macrismo de querer "encubrir a los encubridores". Según señalaron, el ministro Garavano cambió al abogado querellante que debía dar el alegato ante el tribunal por otro que "coincide con la bajada de línea" del Ejecutivo.

Memoria Activa, la agrupación de familiares de víctimas del atentado a la AMIA, salió a denunciar presiones por parte del Gobierno de Mauricio Macri para "salvar" a algunos de los trece imputados que tiene el juicio que investiga el encubrimiento del ataque a la mutual judía en 1994.  

Según la asociación civil que lucha por el esclarecimiento del atentado, el ministro de Justicia, Germán Garavano, ordenó que fuera José Console (secretario del tribunal de disciplina de Boca Juniors, relacionado a Daniel Angelici) el abogado que diera hoy el alegato por parte de la querella que representa al Estado argentino en el juicio y no Enrique Ventos, como estaba acordado.

 

"Console presentó, al parecer, otro alegato, que no coincide con lo acordado en la querella (que iba a ser en línea con lo ya expuesto por la fiscalía), pero sí coincide con la bajada de línea del Gobierno", señalaron desde Memoria Activa. 

El que bajó la orden fue el secretario de Justicia, Santiago Otamendi, quien envió un mail al titular de la Unidad Fiscal-AMIA, Mario Cimadevilla, para pedirle, "por indicación del señor ministro", que "se revoque el poder oportunamente conferido al Dr. Ventos y, consecuentemente, comparezca a la audiencia citada el restante apoderado, Dr Horacio De Filipo, y/o se designe al Dr. José Console para intervenir en la audiencia". 



Algunos de los imputados en el juicio por el encubrimiento del atentado son el expresidente Carlos Menem, el exsecretario de la Side Hugo Anzorreguy, el extitular de la DAIA Rubén Beraja, el excomisario de la Policia Federal Jorge "Fino" Palacios (quien en 2009 fue nombrado por Macri como jefe de la Policia Metropolitana) y los exfiscales de la causa AMIA Eamon Mullen y Jorge Barbaccia, entre otros. 

"Hace rato que denunciamos tanto los vínculos del Gobierno con alguno de los imputados (Garavano con Barbaccia; Avruj con Beraja) y vimos pasar por la sala de audiencias a asesores del ministro de Justicia que se abrazan con los exfiscales Mullen/Barbaccia", denunciaron desde la agrupación. 

Ya en abril del año pasado una situación despertó las alarmas de los familiares. Mariana Stilman y Strajman, abogados que formaban parte de la querella por el Estado argentino, presentaron su renuncia y “alegaron haber sufrido ‘presiones’ por parte del ministro que le impedirían ejercer sus roles ‘con libertad y probidad’”.

"Los que están hoy sentados en el banquillo de los acusados del #JuicioEncubrimiento son quienes debían investigar el atentado, pero hicieron todo para desviar la investigación. Hoy el Gobierno nacional encubre a los encubridores y, como siempre, tiene ayuda del blindaje mediático", acusaron desde Memoria Activa. 

Diarios Argentinos