AMIA: Cimadevilla detalló la maniobra del Gobierno para absolver a los acusados

El extitular de la Unidad AMIA habló con El País Digital sobre las presiones que recibió del ministro Garavano y sobre cómo operó Daniel Angelici en favor de los acusados de encubrir el atentado. Además, denunció los "vínculos afectivos" entre funcionarios e imputados. El sospechoso robo a su casa.

El extitular de la extinta Unidad Especial de Investigación del atentado a la AMIA, Mario Cimadevilla, denuncia desde hace meses que el ministro de Justicia, Germán Garavano -y sus principales colaboradores- buscan "salvar" a algunos de los acusados del encubrimiento del atentado a la AMIA, hecho que le valió su salida y la eliminación del organismo que estaba a su cargo.

En ese marco, el pasado sábado 14, cerca de las 22, cuatro personas armadas y encapuchadas ingresaron a su casa la ciudad chubutense de Trelew, en algo que podría definirse más como un "allanamiento ilegal" que como un robo común, ya que prácticamente no se llevaron cosas de valor, y que el exsenador radical no puede evitar vincular, al menos, con su actividad política.

"Nosotros denunciamos al gobernador más corrupto de la Argentina, que fue Mario Das Neves, nos enfrentamos por los contratos petroleros con Bulgheroni y manejamos una causa muy pesada como la AMIA, donde tuvimos criterios muy distintos con el ministro de Justicia. Yo no descarto ninguna posibilidad".

En una extensa entrevista con El País Digital, Cimadevilla dio detalles de lo que consideró que fue una maniobra orquestada por Garavano y el presidente de Boca y operador judicial del macrismo, Daniel Angelici, para lograr la absolución de los exfiscales Eamon Mullen y José Barbaccia -con los que denunció que varios funcionarios tienen "un vínculo afectivo"- y del excomisario Jorge "Fino" Palacios.


Esos "criterios distintos" que tuvo con Germán Garavano existieron desde el comienzo de su trabajo en la Unidad AMIA, se profundizaron a medida que avanzaba el juicio por encubrimiento y se pusieron en evidencia en las "presiones y aprietes" que recibió, tanto de él como de sus colaboradores. Con el correr del tiempo, cada vez quedaban más claras las intenciones del ministro de buscar la absolución de los exfiscales Eamon Mullen y José Barbaccia, lo cual generó, primero, la renuncia de los abogados representantes de la querella del Gobierno y, finalmente, la disolución de la Unidad y el desplazamiento de su titular.


Garavano aprovechó la renuncia de los abogados para tomar el control de la estrategia judicial de la querella oficial. Según Cimadevilla, el ministro contó con el apoyo de Daniel Angelici, que no solo aportó a uno de los abogados, José Console, sino que lo "convenció" de no acusar a los exfiscales, algo con lo que Console, en la previa, no estaba de acuerdo. "A mí me consta que Angelici interviene en las causas judiciales porque operó para convencer a Console", sentenció el radical.


El decreto de "modernización del Estado" de enero de este año fue el golpe final a la Unidad AMIA, que fue disuelta y reemplazada por una Secretaría bajo la órbita del secretario de Derechos Humanos, Claudio Avruj, que trabajó codo a codo con el extitular de la DAIA, Rubén Beraja, otro de los acusados de encubrimiento. Según Cimadevilla, Garavano "no quería intermediarios" que complicaran su objetivo de lograr la absolución de los exfiscales acusados.


Cimadevilla advirtió, además, que Garavano tiene vínculos "afectivos" con Barbaccia y eso fue lo que motivó el cambio de paradigma. El exsenador radical sostuvo que el ministro "no entiende que es una cuestión de Estado, no de personas y de amiguismos". "El Estado argentino sufrió un atentado terrible, hay más de ochenta muertos, la posición del Gobierno no se puede tomar pensando en si soy más amigo o menos amigo de los imputados", sentenció.


Por último, el extitular de la Unidad AMIA cuestionó las relaciones del Gobierno con el Poder Judicial y los servicios de inteligencia. "La vinculación de los servicios con los jueces es algo que Argentina arrastra desde hace tiempo y no creo que esto se haya cortado", denunció, y dijo que el Gobierno de Mauricio Macri "lamentablemente está cometiendo los mismos vicios que le criticábamos al gobierno anterior".


Diarios Argentinos