Problemas para Garavano: Cimadevilla lo denunció por encubrir el atentado a la AMIA

Tras afirmar que el ministro de Justicia intentó proteger "por amiguismo" a los dos fiscales acusados, el extitular de la Unidad AMIA presentó una demanda judicial en la que acusa al funcionario y a dos integrantes de su cartera de "querer entorpecer" el juicio.

El extitular de la Unidad Especial AMIA Mario Cimadevilla presentó este jueves una denuncia judicial contra el ministro de Justicia, Germán Garavano, y contra otros integrantes de su cartera, a quienes acusó de intentar proteger a dos exfiscales procesados en el juicio por el encubrimiento del ataque a la mutual judía, ocurrido en 1994.

La denuncia, realizada por el exsenador radical ante la "extrema gravedad institucional de la situación", incluye al secretario de Justicia Santiago Otamendi, al exjefe de Gabinete del Ministerio Esteban Conte Grand y a otros funcionarios de la cartera. 

En una presentación de 43 páginas, los acusó de los delitos de encubrimiento, cohecho, abuso de autoridad y violación de deberes de funcionario público. Allí, Cimadevilla se refirió a presiones desde el Ministerio para desistir de la querella que tomaba parte por el Estado en el juicio por encubrimiento del atentado, en el que se encuentran involucrados el expresidente Carlos Menen, el exjuez Juan José Galeano y el excomisario Jorge "Fino" Palacios, de estrechos vínculos con el macrismo.  

Según explicó, se produjo un abrupto cambio de estrategia de la querella por órdenes de la cartera que conduce Garavano, al negarse a acusar a los exfiscales Eamon Mullen y José Barbaccia, también acusados por el encubrimiento del atentado. 

"La decisión de la totalidad de los integrantes del equipo fue la de acusar a todas las personas sometidas a proceso, en función de la contundencia de la prueba producida en el curso del debate", aseguró. Esto no se reflejó en la presentación del abogado Jorge Console en el juicio, que, en supuesta representación de la querella, no pidió penas para los dos exfiscales. 

"Esto obliga a pensar que, probablemente, el abogado Console tenía con los responsables de la cartera de Justicia una relación y comunicación directa forjada a mis espaldas", sostuvo el dirigente radical.  

Para el extitular de la Unidad AMIA, "la intención del ministro Garavano siempre fue tener el control absoluto de la querella de la Unidad Especial de Investigación". Y agregó: "Violentó compromisos asumidos por la República Argentina en el orden internacional y, por ende, comprometió la responsabilidad internacional del Estado nacional".

En este marco, consideró que el titular de la cartera de Justicia y Derechos Humanos busca "entorpecer la causa" en la que "se investiga la responsabilidad penal que tuvieron quienes investigaron el atentado, por haber desviado o plantado pruebas".

Diarios Argentinos