Alexandria Ocasio-Cortez y una lección contra la violencia machista

La representante del Partido Demócrata le respondió al congresista republicano Ted Yoho, quien la había llamado "maldita perra". "Este es un patrón de conducta hacia las mujeres e implica la deshumanización de los demás”, afirmó.

Sin lugar a dudas, el discurso de Alexandria Ocasio-Cortez en el Congreso de Estados Unidos fue una lección contra la violencia machista. Con un contundente discurso, la representante del Partido Demócrata le respondió al congresista publicano Ted Yoho, quien la había llamado "maldita perra". 

Según un reportero de The Hill que escuchó que presenció el ataque verbal, Yoho se acercó a Ocasio-Cortez fuera de las escaleras de la Cámara de Representantes el lunes y generó una conversación sobre su posición sobre el desempleo y el crimen en la ciudad de Nueva York. Yoho dijo que era “repugnante” y le dijo que estaba loca, según The Hill. Ocasio-Cortez dijo que estaba siendo grosero y Yoho dijo “maldita perra” mientras se alejaba.

Ante esta situación, Ocasio-Cortez denunció este jueves frente al resto de los congresales las agresiones de Yoho y aseguró que no estaba buscando sus disculpas, sino que "su comportamiento era sintomático de un problema más amplio de actitudes hacia las mujeres".

"Lo que estamos viendo es que incidentes como estos suceden como un patrón y este es un patrón de conducta hacia las mujeres e implica la deshumanización de los demás”, enfatizó la legisladora progresista.




En esa misma línea, continuó con su descargo: “Todas nosotras hemos tenido que lidiar con esto de alguna forma. “He trabajado atendiendo mesas en restaurantes. He echado a hombres de bares que han usado conmigo un lenguaje como el que usó el señor Yoho”.

“Es cultural. Es una cultura de impunidad, de aceptación de la violencia y del lenguaje violento contra las mujeres, y toda una estructura de poder que lo respalda”.

Y luego de refirió a los dichos racistas de Trump: “Porque no solo me han hablado irrespetuosamente, particularmente miembros del Partido Republicano. Hasta el presidente de los Estados Unidos el año pasado me dijo que me fuera a casa, a otro país, dando a entender que ni siquiera pertenezco a los Estados Unidos”.

Diarios Argentinos