Alberto, ante la ONU: "La vacuna contra el coronavirus tiene que ser un bien público"

El presidente participó este martes de la Asamblea General entre los oradores latinoamericanos. Los ejes de su discurso fueron: Coronavirus, AMIA, Malvinas, Derechos Humanos y la deuda pública.

El presidente Alberto Fernández participó este martes de la reunión de las Naciones Unidas, donde emitió por primera vez desde su asunción un mensaje ante los referentes del organismo internacional.

En un mensaje de unos 15 minutos -el tiempo otorgado a las intervenciones de cada uno de los jefes de Estado y de Gobierno- el presidente agradeció el apoyo de la comunidad internacional en la renegociación de la deuda, adelantó que las conversaciones con el FMI se encararán "responsablemente", en un marco de respeto de la Argentina por los compromisos contraídos, y reiteró el reclamo nacional de soberanía sobre las Islas Malvinas.

En el discurso grabado y difundido esta tarde en la Sala de la Asamblea de la ONU, en la ciudad de Nueva York, el mandatario destacó además las medidas centrales implementadas en la Argentina para mitigar las consecuencias de la pandemia y marcó la importancia de defender una agenda ambiental y de derechos humanos en el mundo.

El mandatario llamó a "recrear el multilateralismo basado en la solidaridad, globalizándola", siguiendo los mensajes del papa Francisco, para "salir mejores y no peores de esta crisis" y afirmó que desde la llegada de este Gobierno el eje fue "el espíritu solidario".



En cuanto a la vacuna contra el coronavirus, Fernández sostuvo que debe ser considerada como "un bien público global, accesible a todas las naciones”.

Además, evaluó que la crisis generada por el coronavirus "ha puesto manifiesto la grave desigualdad de género" e hizo visible la importancia "del trabajo que millones de personas, mayoritariamente mujeres, aportan con el trabajo doméstico y de cuidados no remunerado".

En otro tramo de su discurso, el mandatario expresó que "las banderas de memoria, verdad y justicia guían las instituciones" de la democracia argentina, al igual que el "respeto a la diversidad y la inclusión".

En ese marco, subrayó que "la lucha contra todas las formas de discriminación y el consecuente compromiso con los derechos de las personas y grupos vulnerables e históricamente discriminados es parte de esta política del Estado que se proyecta en las numerosas iniciativas que la Argentina apoya y lidera".

En tanto que también habló sobre la necesidad de esclarecer el atentado de la AMIA, por lo que solicitó la cooperación de Irán para ello. "Argentina condena el terrorismo, en todas las formas. El país nunca dejó caer las alertas rojas sobre los imputados" profundizó sobre el tema.

Reafirmó además "los legítimos derechos de soberanía de la República Argentina sobre las Islas Malvinas, Georgias del Sur, Sandwich del Sur y los espacios marítimos circundantes", que forman parte "integrante del territorio nacional argentino" y que "se encuentran ocupados ilegalmente" por el Reino Unido.

A su vez, Fernández agradeció el apoyo de la comunidad internacional en el acuerdo alcanzado por la Argentina con los acreedores externos de la deuda y alertó que "el endeudamiento externo tóxico e irresponsable con fines especulativos constituye otra ola de atraso y subdesarrollo".

Fernández fue el décimo orador de la jornada inicial de deliberaciones, donde previamente también hablaron sus pares Andrés López Obrador, de México, y Luis Lacalle Pou, por Uruguay.

Diarios Argentinos móvil