Alberto: "La región tiene que volver a unirse"

El candidato del Frente de Todos concluyó su gira por Bolivia y Perú y reforzó su apuesta por una nueva integración regional.

Alberto Fernández concluyó su gira por Bolivia y Perú donde mantuvo reuniones con los mandatarios de ambos países. El candidato del Frente de Todos va poniendo en marcha de esa forma su propuesta para América Latina. "La región tiene que volver a unir", avisó luego de su gira al diario Página 12 y agregó: "Es inevitable que frente a un mundo que se globaliza, nosotros vamos a tener que enfrentar ese desafío y es mucho más fácil enfrentarlo si estamos unidos que separados. Lo que pasó en los últimos tiempos es que como consecuencia de la ruptura en la Unasur, la poca importancia que le dieron Brasil y Argentina al Mercosur, el conflicto que se armó con la indefinición del Tratado del Pacífico, todo eso fue generando que todo se divida y en esa división quedamos en una situación muy delicada".

"La propuesta central es volver a vincularnos. Con todos y más allá de la situación interna de cada país. Lo hablé con el presidente de Perú. Tratar de vincularnos en un acuerdo de intereses de la región, con prescindencia de la ideología de los partidos de los gobiernos de turno", explicó el exjefe de gabinete.

Respecto del balance de los encuentros, resaltó que "fueron muy buenas". "Con Evo está claro que tenemos una mirada común sobre ese punto. Incluso por su condición de líder indigenista es un gran impulsor de la unidad latinoamericana. Pero el presidente de Perú también me pareció muy acorde en su planteo sobre la misma necesidad", precisó.

En relación al gobierno de Nicolás Maduro, el aspirante presidencial manifestó: "Yo le expresé que lo primero que tenemos que reconocer es que en Venezuela hay un problema y lo segundo es que la solución no es la intervención, sino ayudar a que Venezuela encuentre esa solución".

Finalmente, sobre el acuerdo entre la UE y el Mercosur, Alberto explicó: "No estoy en contra de ningún proceso de integración, es irreversible que el mundo se ha globalizado. De lo que estoy en contra es que los procesos de integración se hagan desatendiendo lo que pasa a nuestro país. Todo proceso de integración supone superar asimetrías, y las asimetrías de la Argentina hoy respecto al mundo desarrollado son infinitamente mayores, porque fue un desastre la gestión de Macri y son espantosos los resultados. Eso hace más difícil la integración, pero hay que afrontarla con inteligencia. En ese contexto, la unidad latinoamericana puede ayudarnos".

Rouvier