Acuerdo de la deuda: “Cuidamos el presente y el futuro de Argentina”

El ministro de Economía, Martín Guzmán, anunció los detalles del acuerdo histórico que logró Argentina con los acreedores.

El gobierno nacional anunció esta mañana que llegó a un acuerdo con los representantes del Grupo Ad Hoc de Bonistas Argentinos, el Comité de Acreedores de Argentina y el Grupo de Bonistas del Canje y otros tenedores, tres grupos de acreedores para reestructurar US$65.000 millones en deuda extranjera. De esta manera, en tiempo récord, la Argentina acuerda una posible salida del default o cesación de pagos en el que entró en mayo del 2019 durante la gestión de Mauricio Macri. 

Al respecto, Martín Guzmán, a cargo del Ministerio de Economía de la Nación, presentó los detalles sobre los pagos que hará el Gobierno argentino, el futuro de las negociaciones con el Fondo Monetario Internacional (FMI) y la deuda con los privados en el mercado local y aseguró que este es "un paso muy importante en el proceso de tranquilizar la economía y resolver la crisis que la Argentina viene enfrentando desde abril de 2018". 

Al respecto, el ministro explicó que el alivio del acuerdo consiste en que la Argentina pagará 3 dólares de interés cada 100 dólares, en lugar de 7 dólares, como se había acordado durante la administración del macrismo. Significa entonces una reducción de deuda de 42.500 millones de dólares menos en los primeros 5 años y de 37 mil millones entre el periodo 2020 y 2030. 



De esta manera, Guzmán celebró haber "alcanzado un acuerdo con un grupo mayoritario de acreedores externos", el primer paso para el “despegue” de la economía nacional del presente pero también del futuro. Y resaltó que fue el mismo presidente Alberto Fernández quien hizo hincapié en que el próximo gobierno reciba un país con un recorrido diferente al que le tocó en 2019. 

Vale recordar que la administración nacional a cargo de Cambiemos, endeudó al país a tasas del 7%, cuando en el resto del mundo se toman deudas a casi 0%; sobre el panorama con que recibieron a la Argentina, Guzmán explicó que: “Los acreedores sabían que estaban tomando un riesgo”. Y señaló que: “Había que generar condiciones de estabilidad cambiaria que nos permita desarrollar instrumentos de financiación en nuestra moneda para que las empresas puedan obtener crédito y andar senderos más virtuosos. Con previsibilidad para el futuro y acceso al crédito internacional"

Para finalizar, el titular del Palacio de Hacienda, recordó que éste es el primer acercamiento para lograr una deuda sostenible que permita quitar la asfixia a sectores públicos y privados, y resaltó el rol del Congreso de la Nación, que trabaja en conjunto para resolver parte de la especulación financiera y que permitió “llegar al puerto de negociación en el que estamos.” 


Diarios Argentinos