Aborto: un senador aseguró que “se siente la presión de la Iglesia”

“No le hace bien al debate y debería haber más tolerancia”, sostuvo el legislador Pedro Guastavino. Advirtió que algunos obispos “utilizaron la fiesta patria” para presionar en contra de la legalización.

El senador nacional entrerriano por el Justicialismo Pedro Guastavino se refirió hoy al comienzo del debate en comisiones del proyecto de legalización del aborto en el Senado y aseguró que “se siente la presión de la Iglesia”. 

“Llamó la atención la utilización de la fiesta patria argentina (9 de julio) donde vimos obispos que usaron los púlpitos para generar mucha presión en referencia al tema que estamos tratando”, expresó.

“No le hace bien al debate y debería haber más tolerancia. Este es un debate que debe ser libre, sin presiones, para que los senadores tomen la decisión que tienen que tomar”, señaló Guastavino en declaraciones a Radio De La Plaza, aunque aclaró que él no recibió llamados. 

“Seguramente tiene que ver con que desde un principio fijé mi postura pública a favor de respaldar la media sanción del proyecto de la Cámara de Diputados, y la presión hoy está más sobre aquellos senadores que están mostrando algún nivel de indecisión y buscan convencerlos”, precisó.

“Hay otros senadores, sobre todo del norte, que sí han recibido y que sienten mucho la presión de la Iglesia sobre ellos”, indicó el legislador nacional, y advirtió: “Hay una presión pública por parte de la Iglesia que ha salido de esa postura que tuvo cuando se dio el debate en Diputados, que fue mucho más prudente, pero ahora abiertamente han salido a expresarse con mucha fuerza”.

“Los presidentes de las tres comisiones (de Salud, de Justicia y Asuntos Penales y de Asuntos Constitucionales) lo que estamos garantizando es que haya equidad y ecuanimidad entre los expositores a favor y en contra, y que todo se haga en el marco del respeto como sucedió ayer y como esperamos que suceda hoy”, comentó el senador entrerriano, y cerró: “Esto atraviesa cuestiones que tienen que ver con lo moral, lo ético, lo religioso, con la salud. Es un debate complejo pero interesante, donde cada senador se irá formando e incorporando elementos para tomar una decisión”.

Rouvier