Aborto: el empuje de la marea verde y la cruzada de Alberto

El presidente reavivó "la esperanza verde" y envió el proyecto de legalización al Congreso. Hoy el panorama parece ser distinto que en el 2018. De aquel Macri "celeste" al "abanderado" Alberto. ¿Cómo votarán los legisladores?

A poco más de dos años del rechazo en el Senado, el presidente Alberto Fernández reavivó "la esperanza verde" y envió al Congreso esta semana el proyecto de interrupción voluntaria del embarazo para que sea debatido en sesiones extraordinarias. "Me siento el primer abanderado de este reclamo", enfatizó el mandatario, marcando una postura distinta a la que tuvo Mauricio Macri, quien durante la discusión parlamentaria evitó manifestar su postura en público, pero por lo bajó jugó sus fichas para que la iniciativa sea rechazada y en el último tramo de su campaña electoral terminó declarándose a favor de "las dos vidas". En la actualidad, más allá del fuerte apoyo del Gobierno, el panorama en las cámaras parece estar reñido. ¿Se aprobará finalmente?

El rechazo del 2018 y aquel Macri "celeste"

Tras varios meses de un intenso debate en el Congreso y manifestaciones en las calles, el 9 de agosto del 2018 el Senado rechazó el proyecto de legalización del aborto 38 votos en contra, 31 a favor y 2 abstenciones. La iniciativa que ya había sido aprobada en Diputados en junio, garantizaba el derecho a abortar dentro de las 14 semanas de gestación "con el solo requerimiento de la mujer". 

De ese modo, se postergaba el anhelo de miles de mujeres que protagonizaron un sin fin de jornadas para pedir que se termine con los abortos clandestinos en el país. Del otro lado, los movimientos "Pro Vida" también se hicieron sentir y no titubearon en mostrar su rechazo al proyecto que había sido presentado por colectivos feministas. 

Por su parte, Macri abrió el debate en el Congreso, pero surfeó todo lo que pudo las manifestaciones públicas al respecto. Tras la resolución del Senado, el por entonces presidente sólo ponderó "el debate". "La importancia de esta votación va mucho más allá del tema específico que intenta dirimir. Nos plantea como sociedad un escenario pacífico para promover y realizar cambios", planteó. Sin embargo, era de público conocimiento que el proyecto no tuvo en su momento el apoyo del Gobierno de Cambiemos y por los pasillos del parlamento corrió con fuerza el rumor de que hubo llamados de los referentes del macrismo a sus legisladores para que voten en contra.

Y como si hiciera falta una comprobación más, de cara a las elecciones presidenciales de octubre, tras la resonante derrota en las PASO, Macri mostró genuinamente su "corazón celeste" con el objetivo de re conquistar a parte del electorado. "Es mi convicción, yo siempre he creído eso", recalcó el fundador del PRO.



Finalmente, antes de dejar el sillón de Rivadavia, Macri dio la orden para revocar la actualización del protocolo de aborto no punible que la Secretaría de Salud había publicado días antes en el Boletín Oficial, lo que provocó la salida Adolfo Rubinstein.

Alberto, "el primer abanderado" y la batalla que se viene en el Congreso

Luego de cierta demora, Alberto Fernández cumplió con su promesa y envió al Congreso "dos proyectos de ley para que las mujeres accedan al derecho a la salud integral". "El primero de ellos legaliza la IVE y garantiza que el sistema de salud permita su realización en condiciones sanitarias que aseguren su salud y su vida. El segundo instituye el programa de los mil días con el objeto de fortalecer la atención integral de la salud de la mujer durante el embarazo y de sus hijos e hijas en los primeros años de vida”, explicó el mandatario en un video que se difundió en sus redes sociales.

En ese sentido, agregó: “La criminalización del aborto de nada ha servido, solo ha permitido que los abortos ocurran clandestinamente en cifras preocupantes. Cada año se hospitalizan alrededor de 38.000 mujeres por abortos mal practicados. Desde la recuperación de la democracia murieron más de 3.000 mujeres”.

Tras el anuncio del presidente, el jueves pasado miles de mujeres y disidencias realizaron en todo el país el ya tradicional "pañuelazo" para palpitar el debate en el Congreso. "Celebramos que el presidente haya cumplido con su palabra ya que había prometido la elaboración y envío del proyecto al Congreso. Tenemos la experiencia de haber presentado ocho proyectos de ley, y el octavo proyecto fue presentado el 28 de marzo del 2019, que está vigente, que tiene estado parlamentario, que está girado cuatro comisiones de Cámara de Diputados y que ha sido ignorado", señaló en diálogo con este medio Majo Corvalán, periodista feminista e integrante de Asociación por los Derechos de las Mujeres (ADEM) San Luis y la Campaña Nacional por el Derecho al Aborto Legal Seguro y Gratuito.




Respecto a la posibilidades de aprobación, la activista indicó: "Actualmente hay una composición un poco más diferente porque hubo elecciones legislativas en el medio, pero entendemos que hay un consenso tan amplio como el de 2018 y un poco más construido también, porque es el Ejecutivo mismo el que está creando los consensos conjuntamente con la campaña".

Sobre este último punto, el politólogo Andy Tow publicó en su blog un mapa sobre el panorama en ambas cámaras con las posturas de todos los diputados y senadores. En la Cámara Baja, el saldo continúa siendo positivo: hay votos 118 afirmativos, 112 negativos, 19 indefinidos y 7 a favor de la despenalización. De los "indefinidos", 10 pertenecen al Frente de Todos, ¿influirá en ellos el respaldo de Alberto Fernández a la hora de decidir?

En el Senado, la situación sigue siendo adversa: de acuerdo al revelamiento el proyecto cuenta con 33 afirmativos, 38 negativos, ningún indefinido, y 2 legisladores que se muestran a favor de legalizar. La UCR muestra su postura negativa a la iniciativa, 10 de sus 14 senadores votarían en contra. En tanto, la neuquina Lucía Crexell, una de las legisladoras que se muestran a favor de la despenalización, no descartó acompañar el proyecto. Hay esperanza "verde" en el parlamento.


 

Diarios Argentinos