Aborto: ¿cuál será la postura de los senadores de Santiago del Estero?

Durante la votación en la Cámara de Diputados de la semana pasada, seis de los siete diputados por la provincia votaron en contra del proyecto de ley de interrupción voluntaria del embarazo.

Luego de que el proyecto de interrupción voluntaria del embarazo obtuviera la semana pasada media sanción en la Cámara de Diputados de la Nación, la atención ahora se trasladó a la Cámara  de Senadores, por lo que comenzaron las especulaciones sobre cuál será la postura de cada uno.

Durante la votación en la Cámara de Diputados, seis de los siete diputados por la provincia votaron en contra del proyecto de ley, mientras que Mirta Ameliana Pastoriza votó a favor del proyecto de interrupción voluntaria del embarazo.



Por su parte, los tres senadores nacionales por la provincia adelantaron que votarán en contra del proyecto de ley.

En diálogo con el medio local El Litoral, la senadora nacional por el Frente Cívico por Santiago, Blanca Porcel de Riccobelli, aseguró: "Estoy convencida, y creo compartir el pensamiento y el sentimiento de la mayoría de los santiagueños, de que la vida comienza con la concepción y que es responsabilidad del Estado protegerla desde ese mismo momento".

"Comprendo la idea expresada de que criminalizar a la mujer no soluciona la problemática, pero creo que existen muchas instancias de educación y acompañamiento que se pueden llevar adelante desde el Estado, antes de llegar a legalizar el cercenamiento de la vida del niño por nacer", remarcó.

A su vez, la senadora nacional por nacional por el Frente Cívico por Santiago, Ada Itúrrez de Cappellini destacó: "Por mi amada provincia de Santiago del Estero, hago pública mi profunda convicción de defender la vida humana desde su inicio en el vientre materno. Como mujer peronista y con la fortaleza espiritual de mi fe cristiana, votaré para salvar las dos vidas rechazando la media sanción de Diputados".

Mientras que el senador del Bloque Frente Popular, Gerardo Montenegro, señaló: "La protección de la mujer y del niño tuvo su impulso legislativo y constitucional en la Constitución de Perón de 1949. Desde allí, nuestra doctrina fue forjando el camino y la educación para proteger cada vez con mayor integralidad no solo al hombre y mujer adulta, sino a los niños, quienes eran el desvelo permanente de nuestra querida Evita".

"El primer derecho de un niño es a la vida; quitado ese derecho, no existe otro por proteger", advirtió.

"No cabe la posibilidad de legislar correctamente contra el derecho a la vida de la persona por nacer sin, al mismo tiempo, ir en contra de la Constitución y las leyes vigentes del país. Por ello, el proyecto sobre legalización del aborto que sancionó la Cámara de Diputados es inconstitucional y no voy a acompañarlo", finalizó.

Diarios Argentinos