4 claves para entender qué hay en juego en las elecciones europeas

Este domingo 26 se celebrarán elecciones para renovar al Parlamento Europeo. En un clima de malestar hacia Bruselas, la extrema derecha amenaza con aumentar su representación legislativa.

Europa atraviesa un momento complejo. El Brexit, las crisis económica y migratoria y el ascenso de la ultraderecha le plantean serios desafíos al proyecto de integración regional. El domingo 26 de mayo se celebran elecciones en todo el continente para renovar el Parlamento Europeo. Los resultados redefinirán el mapa de poder de la Unión Europea.

1- ¿Qué es el Parlamento Europeo?

Es el poder legislativo del bloque regional, única instancia supranacional en el mundo electa por el voto popular. Está integrada por 751 miembros. Cada uno de los 28 países que constituyen la UE envían representantes en proporción al tamaño de su población. Alemania, la nación más grande de Europa, cuenta con 96 eurodiputados. Naciones pequeñas como Chipre y Estonia tienen solo 6 legisladores. Hay más de 370 millones de personas habilitadas para votar.

Las elecciones también van a definir la composición de otros organismos de poder dentro de la UE como la Comisión Europea -que detenta el Poder Ejecutivo dentro del bloque y cuyo presidente es seleccionado por el parlamento- y el Consejo Europeo -que reúne a los líderes de la UE para establecer su agenda política.

2- ¿Qué fuerzas políticas dominan el Parlamento Europeo?

Si bien son electos por cada uno de los países que integran la UE, los eurodiputados no se organizan sobre bases nacionales. Por el contrario, el Parlamento Europeo se divide en partidos y coaliciones transnacionales. Los dos grandes grupos políticos son la centro-derecha -conservadores, populares y democristianos- y la socialdemocracia. Ambas familias políticas defienden el orden liberal representado por Bruselas. Los verdes (ecologistas), los liberales, la extrema derecha y la izquierda más radical son otras de las bancadas relevantes.

3- ¿Qué puede pasar en los comicios?

Los sondeos indican que tanto la centro-derecha como los socialdemócratas perderán escaños, víctimas del descontento general que hay hacia las políticas de austeridad que impulsa Bruselas. Las opciones más extremas, tanto de derecho como de izquierda, se perfilan para ganar votos y bancas.

El bloque de la derecha moderada perderá representación a expensas de las fuerzas más nacionalistas y euroescépticas. En este marco, se esperan buenos resultados de líderes de ultraderecha como el húngaro Victor Orban, el italiano Matteo Salvini y la francesa Marine Le Pen. Estas formaciones crecen en base a un discurso anti-inmigración.

Por su parte, también se prevé que la centro-izquierda pierda terreno. Según las proyecciones, Liberales (referenciados en el francés Emanuel Macron) y los verdes ganarán representación.

4- ¿Qué ocurrirá con la extrema derecha?

En los últimos cinco años, la UE atravesó la crisis por los refugiados, múltiples ataques terroristas, la decisión del Reino Unido de salir del bloque y una severa crisis financiera. Estos factores, combinados, elevaron el malestar social con el proyecto de integración europea, que dejó de ser un sinónimo de prosperidad y bienestar. Quienes más pudieron capitalizar este descontento fueron las fuerzas de extrema derecha, que crecieron en base a un discurso de hostilidad hacia Bruselas y la inmigración abierta.

La derecha radical gana espacio en los mapas de poder nacionales y ahora quiere ampliar su representación a escala regional. Ya gobierna o co-gobierna en Italia, Hungría, Polonia y Austria, entre otras naciones. Su objetivo en estos comicios no es alcanzar la mayoría en el Parlamento Europeo, sino crecer lo suficiente como para obstruir el funcionamiento de la UE y alimentar la narrativa de que la integración es un proyecto cuyo fracaso es irreversible.

Diarios Argentinos