2018, un año cargado de elecciones en América Latina

Seis países de la región celebrarán comicios presidenciales. El calendario se inaugura en febrero en Costa Rica. Colombia, México y Brasil renovarán sus liderazgos. Venezuela, la gran incógnita.

2018 será un año cargado de elecciones en América Latina. Seis países de la región celebrarán comicios presidenciales. El calendario se inicia en febrero en Costa Rica y se cierra en octubre y noviembre en Brasil, cuyo resultado tendrá consecuencias en Argentina.

4 de febrero, Costa Rica. El ciclo electoral del 2018 comenzará en este pequeño país de Centroamérica, que se destaca por su estabilidad institucional y democrática. A 20 días de los comicios, las encuestas ubican a Juan Diego Castro (Partido de Integración Nacional) y a Antonio Álvarez Desanti (Partido Liberación Nacional) con serias probabilidades de acceder al balotaje. El candidato del oficialista Partido de Acción Ciudadana, Carlos Alvarado, aparece rezagado en los sondeos.

22 de abril, Paraguay. El país busca continuidad constitucional tras la irregular destitución del presidente Fernando Lugo en 2012. Imposibilitado de competir por su reelección, el mandatario Horacio Cartes sufrió un revés en las primarias del Partido Colorado en diciembre pasado. Ocurre que un senador disidente del partido, Mario Abdo Benítez (hijo del secretario privado del exdictador Alfredo Stroessner), se impuso en la interna ante el candidato del presidente. Hacia la contienda de abril, Benítez se perfila como principal favorita. Efraín Alegre, del Partido Liberal, intentará no obstante dar el batacazo.

27 de mayo, Colombia. Los acuerdos de paz con las FARC dependen del resultado de las elecciones presidenciales colombianas. Tras dos mandatos y una gestión de paz que le valió un premio Nobel, Juan Manuel Santos abandonará la presidencia de la nación. En un escenario polarizado entre los partidarios de los acuerdos con el grupo guerrillero y sus detractores, el panorama electoral se recorta fragmentado.

Sergio Fajardo, exalcalde de Colombia, figura primero en los sondeos. Tiene la venia de Santos y está a favor del proceso de reconciliación. Irá en coalición con el Partido Verde y el progresista Polo Democrático. En el espectro más conservador hay tres candidatos: Germán Vargas Llegas (Cambio Radical, exvicepresidente de Santos), Iván Duque (Centro Democrático, la formación del expresidente Álvaro Uribe) y Marta Ramírez (Partido Conservador).

1 de julio, México. Enrique Peña Nieto concluye sus 6 años de gobierno jaqueado por el mal desempeño económico, los casos de corrupción y una crisis de seguridad y narcotráfico que parece no tener fin. Quien lidera las encuestas es el líder de izquierda Andrés Manuel López Obrador, cabecilla de Morena, una formación con un fuerte discurso reformista. López Obrador quedó a las puertas de la presidencia en las controvertidas elecciones de 2006.

El PRI, partido de gobierno, intentará retener la presidencia con José Antonio Meade, exsecretario de Hacienda de Peña Nieto. Por ahora, corre segundo en los sondeos y carga con la mala imagen del partido. Ricardo Anaya, del PAN, intentará terciar en la disputa. Irá en alianza con el PRD.

7 de octubre, Brasil. Esta elección tendrá incidencia política en toda la región y en Argentina en particular. El exmandatario Lula Ignacio Da Silva aparece como favorito en todos los sondeos, tanto en primera como en segunda ronda. Resta saber si la Justicia lo dejará competir: tiene una condena en primera instancia por enriquecimiento ilícito. Estas semanas se conocerá el fallo de la Cámara de apelaciones. Si confirma la sentencia, quedará fuera de la carrera.

Por el momento, nadie le hace sombra a Lula. El gobernador de San Pablo, Geraldo Alckim, del centroderechista PSDB, hace campaña para escalar en las encuestas. Quien por ahora sorprende en el segundo lugar es Jair Bolsonaro, exmilitar de extrema derecha que reivindica la dictadura. El presidente Michel Temer, de escasa popularidad, no se presentaría a los comicios.

Venezuela, sin fecha confirmada. El país bolivariano debería celebrar elecciones presidenciales este año, aunque todavía no lo confirmó la autoridad electoral, que en años previos ya manipuló el calendario de competencia. El candidato del oficialismo será, sin dudas, Nicolás Maduro, fuertemente cuestionado por la oposición y por la comunidad internacional por haber desmantelado el Parlamento y por haber conformado una Asamblea Constituyente bajo su control. Bajo prisión (Leopoldo López) o intimidados por la justicia (Hernán Capriles), no se sabe si los principales dirigentes de la oposición se presentarán en la próxima elección presidencial.

El lápiz verde