Pinedo habló de su hermano kirchnerista

El presidente provisional del Senado contó cómo es la relación con Mariano, concejal por el FPV en San Antonio de Areco. Ante una disyuntiva, dijo que le compraría un auto usado a Cristina y no a Massa.

Durante su participación en el programa Debo decir, emitido por América TV, el presidente provisional del Senado, Federico Pinedo, contó cómo es la relación con su hermano Mariano, quien participará en las elecciones legislativas de octubre como candidato a diputado bonaerense por el frente kirchnerista Unidad Ciudadana.


"Mariano era peronista y estaba todo bien, pero ahora se hizo kirchnerista", bromeó Pinedo al hablar de su hermano, que actualmente preside el bloque de concejales del Frente para la Victoria en San Antonio de Areco.  

A pesar de las diferencias de ideas, el funcionario oficialista reveló que tienen una "muy buena relación" y definió a su hermano como alguien "culto, inteligente y buena persona". Antes, entre risas, aprovechó para enviarle un mensaje: "Esta, Mariano (señalándose los dedos en 'V'), no te vayas del General (Juan Domingo Perón)".  

En otro tramo del programa, el conductor Luis Novaresio lo desafió a elegir a quién le compraría un auto, si a Cristina o Massa, como una metáfora para indicar cuál de los dos le inspira mayor confianza. "Qué difícil", dijo y, tras un silencio, Pinedo respondió: "A Cristina", y dio sus razones: "En un punto, le creo más en algunas cosas que dice". 


Además, admitió que es "bastante posible" que la expresidenta y hoy candidata a senadora por Unidad Ciudadana en la provincia de Buenos Aires llegue a la Cámara Alta en octubre. "Representa a un grupo de gente importante, minoritario pero importante, y la Argentina somos todos, son todas las voces", definió. 

"La Argentina somos todos, no existe la Argentina sin (Juan Manuel de) Rosas y sin (Juan Domingo) Perón, la Argentina es eso, y Cristina representa algo relevante en Argentina", agregó, y luego se lamentó por que en el país "hay un creciente antiperonismo". 

Sin embargo, también deslizó algunas críticas, al asegurar que Cristina tiene actitudes autoritarias:  "La relación con (Néstor) Kirchner la llevó a la política directamente y Kirchner era una personalidad de poder, autoritaria, y se me ocurre que le transmitió también una costumbre de ese lado", planteó. 

Por último, el presidente provisional del Senado reveló que "los insultos más grandes" en su vida política los ha "sufrido" de parte de personas de su "propio" sector. Cuando se le preguntó por qué, señaló: "Porque no era un criminal de guerra que andaba matando kirchneristas por la calle".

Diarios Argentinos móvil