La crisis catalana fortalece a Ciudadanos y hunde a Podemos

El conflicto independentista sacudió el tablero de la política española. La fuerza de Albert Rivera llega al 22,7% en la intención electoral. El espacio de izquierda de Pablo Iglesias cae al cuarto lugar.

La crisis catalana sacudió el tablero de la política española y dejó un tendal de vencedores y vencidos. El principal beneficiado del conflicto separatista sería Ciudadanos, una de las fuerzas que con más firmeza se opuso a la secesión regional. Según una encuesta de la consultora Metroscopia, la formación de Albert Rivera alcanzaría hoy el 22,7% de los votos, en empate técnico en el segundo lugar con los socialistas. Podemos se desploma en la intención de voto y queda cuarto.

Ciudadanos emergió hace diez años en Barcelona. Su agenda: rechazar el incipiente nacionalismo catalán que existía por entonces. El desafío impuesto durante estos meses por Carles Puigdemont y sus seguidores a la integridad territorial española le sirvió al partido de Rivera para reposicionarse en la escena nacional. Tras su cerrada impugnación del referéndum controvertido del primero de octubre en Cataluña, la formación escaló en los sondeos de opinión.

De acuerdo con una encuesta encargada por el diario El País de España, cosecharía 22,7% de los sufragios, diez puntos porcentuales más que lo obtenido en las últimas elecciones generales. Según esta investigación, Ciudadanos pesca votos de todas las fuerzas. Un 14% de los nuevos adherentes provendrían del Partido Popular (PP), el 9% del PSOE y un 4% de Unión Podemos.

El PP, el partido de Gobierno, cosecharía hoy 26,1%. Es decir, el presidente Mariano Rajoy salió, por el momento, intacto de la amenaza independentista. Quien más dañado resultó del choque entre Madrid y Barcelona fue Podemos, la formación de nueva izquierda que tuvo un discurso errático respecto a la demanda de secesión. La fuerza liderada por Pablo Iglesias buscó un equilibrio entre la inflexibilidad de Rajoy y Puigdemont y terminó desdibujado. Su intención electoral bajó al 14,1%, ocho puntos por debajo de los socialistas y de Ciudadanos.

El lápiz verde